Cuidando a mamá

Semana de la Maternidad Saludable, Segura y Voluntaria

Desde 1998, el Perú asumió este compromiso declarando la tercera semana de mayo de cada año como la “Semana de la Maternidad Segura”, aprobada con la R.M. N° 114-98-SA/DM, y se actualizó el nombre de la semana el día 12 de mayo del año 2017 con RM 323-2017/MINSA estableciéndose como la “Semana de la Maternidad Saludable Segura y Voluntaria” con la finalidad de sensibilizar a los prestadores de salud, decisores políticos y a la población en general sobre la importancia de implementar acciones en favor de las mujeres gestantes y sus recién nacidos.

En el contexto sanitario que se vive ante la presencia del COVID-19 a nivel mundial, y en el país, se plantea grandes desafíos en términos de brindar una atención de la salud sexual y reproductiva, centrado en la mujer y basado en sus derechos.

La construcción de una maternidad saludable para todas las mujeres del país y el mundo es un reto que requiere de cambios significativos profundos, no sólo en la provisión de servicios, sino un esfuerzo conjunto de todos que contribuya a evitar la muerte de una mujer y/o su niño/a durante el embarazo, parto o puerperio.

Siendo la mortalidad materna un indicador de desarrollo por el impacto social que conlleva, está sujeto a vigilancia epidemiológica, para orientar la focalización y priorizar las intervenciones sanitarias en los grupos de mayor riesgo

Por ello, el Ministerio de Salud elaboró tres directivas: la Directiva Sanitaria N°94-MINSA/2020 para la Garantizar la Salud de las Gestantes y la continuidad de la Atención en Planificación Familiar que fue aprobada con Resolución Ministerial N°217-2020-MINSA, la Directiva Sanitaria N°97-MINSA/2020 para la Prevención y Atención de la Gestante y del Recién Nacido con Riesgo o Infección por COVID-19 que fue aprobada con Resolución Ministerial N°245-2020-MINSA y la Directiva Sanitaria N° 098-MINSA/2020 para el seguimiento y monitoreo de la Morbilidad Materna Extrema aprobada con la Resolución Ministerial 249-2020-MIINSA.

En tal sentido, el Ministerio de Salud con el apoyo de Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) ha desarrollado la estrategia comunicacional “Cuidando a mamá” con el fin de informar a la población sobre el seguimiento que el personal de salud realiza a la gestante durante su embarazo y su preparación para el parto durante este periodo de aislamiento social, además de promover las medidas preventivas frente al COVID-19, reconocer los signos de alarma, promover una alimentación saludable y la consejería en planificación familiar a las que deben acceder una vez culminado su embarazo.

Cuidados de la gestante frente al COVID-19

La gestante debe cumplir con el aislamiento domiciliario y seguir las siguientes recomendaciones:

  • Evitar el contacto físico como saludar con la mano, besos o abrazos.
  • No acercarse a personas con síntomas de resfrío.
  • Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón, mínimo 20 segundos.
  • Mantener limpias las superficies de la casa con agua y lejía.
  • No salir a la calle, ni ir al mercado. Elegir a un familiar para que la atienda ante cualquier urgencia.

Si la gestante presenta síntomas respiratorios graves (fiebre, tos, dificultad para respirar, dolor en el pecho, desorientación o confusión) debe acudir por emergencia al establecimiento de salud más cercano.

Atención Prenatal

  • El personal de salud se comunicará con la gestante para conocer el avance de su embarazo.
  • La gestante será atendida solo con previa cita, para análisis, vacunación u otra evaluación. Evitemos aglomeraciones.
  • Si la gestante recién inicia su embarazo debe llamar al establecimiento de salud.
  • Solo en caso de emergencia la gestante debe acudir de inmediato al establecimiento de salud más cercano.
  • Controla tu peso semanalmente y avisar al personal de salud si no subes o si estas subiendo en exceso, ambos casos son peligrosos para tu gestación.

Signos de alarma

La gestante debe estar alerta ante la presencia de los siguientes signos o síntomas:

  • Pérdida de líquido
  • Fiebre
  • Vómitos
  • Molestias al orinar
  • Dolor del bajo vientre
  • Ausencia de los movimientos de tu bebé
  • Hinchazón de manos, pies y cara
  • Contracciones
  • Dolor de cabeza persistente
  • Dificultad para respirar

Si presenta uno de estos síntomas debe acudir de inmediato al establecimiento de salud más cercano. No debe automedicarse.

Alimentación en la gestante

La gestante debe comer cuatro (4) veces al día: desayuno, almuerzo, cena y un refrigerio a media mañana o media tarde, para asegurar los nutrientes para su bebé y prevenir la anemia.

  • Incluir 5 cucharadas de alimentos ricos en hierro de origen animal todos los días para prevenir la anemia (Imágenes de hígado, sangrecita, bazo, bofe, carnes, pescado, etc.)
  • Agregar en sus preparaciones verduras y frutas de color anaranjado, amarillo y hojas de color verde oscuro.
  • Incluir menestras en sus preparaciones como parte de una alimentación variada.
  • Tomar agua para mantenerse hidratada y evitar las bebidas gaseosas o jugos envasados por su alto contenido de azúcar.
  • No excesos de harinas preparadas como fideos, panes, bizcochos o comidas chatarras por su alto contenido de azúcar, sal y grasas no saludables
  • Tomar diariamente pastillas de hierro y ácido fólico para prevenir la anemia y contribuir con el buen desarrollo del bebé.

Atención del parto

¿Esta próxima la fecha del parto?, la gestante debe tener en cuenta lo siguiente:

  • El personal de salud se comunicará con la gestante para conocer el avance del embarazo y orientar sobre el parto.
  • Si es necesario le brindará una cita para análisis complementarios. Se debe evitar aglomeraciones.
  • Al momento del parto la gestante debe acudir al establecimiento de salud con el DNI, tarjeta de control prenatal, plan de parto y bolso con ropa para el bebé y para ella.
  • Debe acudir acompañada de la pareja o familiar. Ambos deben portar mascarilla.

Atención en el puerperio

Luego del parto, la madre debe seguir cuidando su salud y la de su bebé. A continuación, le brindamos las siguientes recomendaciones:

  • Las puérperas deben comer 5 veces al día: desayuno, almuerzo, cena y dos refrigerios para asegurar los nutrientes y la producción de leche necesaria.
  • Antes del alta recibirá orientación/consejería en planificación familiar. Podrá elegir un método anticonceptivo que se brinda de manera gratuita.

Ante signos de alarma después de 48 horas del parto como sangrado por la vagina con mal olor, fiebre, ardor al orinar, salida de pus por la herida de la cesárea y desgano evidente para atender al bebé acude de inmediato al establecimiento de salud más cercano.

Infórmate sobre nuestras atenciones maternas en tiempos de coronavirus. Llama al establecimiento de salud más cercano o marca el 113, opción 8.

Spots de radio