Calcular el Impuesto a la Renta

Cálculo del Impuesto de quinta categoría

Las rentas de quinta categoría son las que se obtienen por el trabajo en relación de dependencia, bajo el mando y control de otra persona. Es decir, si eres un trabajador en planilla que te encuentras sujeto a reglas de conducta, horario de ingreso y salida, y expuesto a sanciones en caso de incumplimiento de tus labores.

Por regla general, si eres generador de rentas de quinta categoría no debes presentar declaración jurada anual, salvo que tengas paralelamente rentas de cuarta categoría, en ese caso sí debes presentar una declaración jurada anual por la totalidad de tus ingresos.

También debes hacerlo cuando la SUNAT lo establezca mediante resolución de superintendencia publicada al final del año.

Por ejemplo: Para el año 2018 se estableció que las personas que reciben rentas de quinta categoría y que deduzcan gastos por alquileres, debían presentar declaración jurada anual. Los gastos deducibles son aquellos que se generan por determinados consumos o servicios que la ley permite descontar de los ingresos obtenidos, generando que el el impuesto disminuya.

Si eres un trabajador que se encuentra obligado a presentar declaración jurada anual. Debes determinar el impuesto:

1. Debes descontar de los ingresos percibidos o cobrados 7 UIT (que corresponden a S/ 29,400).

Ejemplo: si recibiste ingresos por S/ 35,000 debes descontar el monto señalado: 35,000 - 29,400 = 5,600

2. Del monto obtenido podrás descontar los gastos por alquiler pagados durante el 2019:

Monto por alquiler: S/ 5,000, es decir 5,600 - 5,000 = 600

3. Finalmente debes descontar las retenciones que tu empleador te realizó durante el año:

Retenciones del año: 2,000, es decir 600 - 2,000 = 1,400

Como se observa las retenciones efectuadas durante el año son mayores al impuesto a pagar, por lo cual se determina un monto o saldo a favor del contribuyente, este será devuelto por la SUNAT cuando se presente la declaración jurada anual y la solicitud de devolución generada.

En caso que el trabajador (registrado en planilla) no se encuentre obligado a presentar declaración jurada anual y obtenga un saldo a su favor, la SUNAT devolverá dicho monto directamente al contribuyente sin ningún trámite previo.