Observatorio Vulcanológico del Ingemmet - OVI

Monitoreo multidisciplinario

Es el área encargada de organizar, operar, mantener y fortalecer la red del monitoreo multidisciplinario, continuo y en tiempo real de los volcanes activos en el Perú, usando técnicas de sismología volcánica como geodesia, química de gases, hidroquímica, sensores remotos, seguimiento de productos emitidos y otras técnicas complementarías, en el ámbito de la investigación geológica.

Sismología volcánica

Permite conocer diferentes aspectos dinámicos del sistema volcánico, tales como los mecanismos de transporte de fluidos, los efectos o consecuencias derivadas de esta y el posible estado de esfuerzos locales.

El estudio y análisis de la actividad sísmica en una región volcánica requiere detección, identificación, clasificación, localización y finalmente un análisis cualitativo, a fin de obtener información de los parámetros de fuente (posición, evolución espacio – temporal, etc.) y del medio (estructura de velocidad, atenuación, respuesta loca, heterogeneidades, etc.).

Asimismo, permite realizar el seguimiento en tiempo real permite identificar patrones sísmicos pre – eruptivos que ayudan a establecer escenarios futuros de la actividad volcánica como intrusiones magmáticas, migración de fluidos, formación y destrucción de domos de lava, etc.

Geodesia

Es la ciencia que estudia la forma y dimensiones de la Tierra. Su aplicación en el monitoreo volcánico consiste en detectar y medir los cambios en la forma de la superficie de un volcán denominados deformación volcánica. Estos cambios se presentan antes del inicio de un proceso eruptivo y generalmente son causados por el incremento o pérdida de presión de un fluido (magma, agua o gas). La deformación volcánica puede ser de centímetros o milímetros, por lo cual se utiliza instrumentación altamente sensible e información satelital que permite detectar dichos cambios en intervalos de tiempo cortos (semanas, días o minutos).

Química de gases

El estudio y monitoreo de los gases volcánicos es una herramienta importante para comprender y pronosticar cambios en la actividad volcánica, el área de Química de gases realiza el monitoreo del dióxido de azufre (SO2) y dióxido de carbono (CO2) empleando equipos DOAS y MultiGAS.

Hidroquímica

Es el estudio y monitoreo de los parámetros fisicoquímicos en las fuentes de agua termales y frías ubicadas en ambientes volcánicos que podrían estar influenciadas por la actividad volcánica.

Sensores remotos

El monitoreo con cámaras de video vigilancia consiste en observar y describir continuamente las condiciones físicas y geológicas del volcán, tales como el aumento o disminución de emisiones fumarólicas, características de bloques emitidos, aparición y ampliación de grietas, actividad magmática en el cráter, cantidad de ceniza caída, registro de flujos piroclásticos por las laderas de un volcán, explosiones, pérdida inusual de color o muerte de vegetación, nuevas aberturas de cráteres, etc.

Seguimiento de productos emitidos

Esta disciplina se encarga de la recolección, análisis e interpretación de productos emitidos (ceniza) por un determinado volcán, con el objetivo de realizar estudios petrológicos para conocer la composición química del magma; además de evaluar el grado de afectación de la ceniza volcánica en la población que vive alrededor de los volcanes.