Tumbes, Cusco e Ica aplicaron más de 110 000 dosis de la vacuna contra la COVID-19 durante la Vacunatón

Nota de Prensa
Cada una de estas regiones superaron las metas que se habían trazado para el fin de semana

Fotos: Direcciones Regionales de Salud

19 de julio de 2021 - 3:31 p. m.

Luego de que las regiones Ica, Tumbes y Cusco se sumaran a la estrategia denominada Vacunatón, la respuesta de la población fue positiva. Al término de sus respectivas jornadas de vacunación ininterrumpidas, lograron superar sus metas con más de 110 000 dosis de la vacuna contra la COVID-19 aplicadas.
 
La Dirección Regional de Salud (Diresa) de Ica detalló que en esta jurisdicción se inocularon a 53 011 personas, cifra que continuaría creciendo conforme llegue la información de los distritos más alejados. 
 
Estos resultados son posibles gracias al gran esfuerzo de enfermeras, médicos, técnicos, personal administrativo y autoridades locales. Asimismo, al apoyo del sector Educación y empresas privadas, como la Institución Educativa Data System’s y los centros comerciales Plaza del Sol y El Quinde, que brindaron sus instalaciones para desarrollar la jornada de salud.
 
Por su parte, la Gerencia Regional de Salud (Geresa) del Cusco precisó que, durante la Vacunatón, desarrollada en ocho centros de vacunación implementados en la capital del Imperio Inca, se lograron aplicar más de 47 000 dosis de la vacuna contra la COVID-19, con lo que se pudo pasar el objetivo propuesto de 30 000. 
 
Durante un enlace con la primera ministra, Violeta Bermúdez, y el ministro de Salud, Óscar Ugarte, el gobernador regional, Jean Paul Benavente, saludó la política de vacunación nacional y agradeció el esfuerzo realizado por todo el personal de salud.
 
Por su parte, la Diresa Tumbes informó que, gracias al esfuerzo de las brigadas y de la población, al término de la primera Vacunatón en la región se logró aplicar más de 10 000 dosis contra la COVID-19. 
 
Por último, la Vacunatón en la ciudad de Chimbote superó todas las expectativas ya que el horario de atención a la población de amplió de 24 a 29 horas ininterrumpidas debido a la gran demanda.