Detracciones

Descripción

El sistema de detracciones de la SUNAT se creó como una manera de facilitar el pago de tributos a quienes ofrecen determinados bienes y servicios, a la vez que generan un descuento en el pago que hace el comprador.

El comprador deposita un porcentaje del precio total del bien o servicio en la cuenta bancaria de detracciones de la empresa a la que le compró y el saldo se lo entrega de la manera que convengan. Este porcentaje es la detracción y solo podrá ser usada por la empresa para pagar sus obligaciones tributarias. Además, la detracción siempre será menor que el IGV, por lo que al final también representará un importante ahorro para el comprador.

Qué puede pagar la empresa con las detracciones

La empresa solo podrá utilizar lo que se acumule en su cuenta de detracciones para cumplir con diferentes obligaciones, tales como:

  • Tributos.
  • Multas.
  • Anticipos y pagos a cuenta de tributos.
  • Gastos por cobranza coactiva o sanciones, generadas por SUNAT.
  • Medidas cautelares.
  • Aportaciones a EsSalud y ONP.

Operaciones a las que se les aplica la detracción

  • La venta gravada con el IGV.
  • Todas las modalidades de retiros considerados como venta, a las que se refiere la Ley de IGV en su artículo 3 inciso a).
  • Transporte de bienes desde el local de producción o de cualquier región con beneficios tributarios hacia otros lugares del país, siempre y cuando esto no esté relacionado con una venta gravada con IGV.
  • Traslado realizado por empresas que emiten sus comprobantes fuera de sus establecimientos (emisor itinerante).

Los bienes y servicios a los que se aplican detracciones están detallados en el Sistema de Detracciones de la SUNAT.

Para realizar el depósito de detracciones, el valor total de las operaciones debe ser mayor a media UIT.