Inicio del año escolar es oportunidad para examinar ojos de los niños

Nota de Prensa
Especialista del Instituto Nacional de Oftalmología (INO) recuerda que un niño que no ve bien, no aprende ni puede tener un desarrollo óptimo

Fotos: Minsa

18 de febrero de 2020 - 2:42 p. m.

Ad portas del inicio de un nuevo año escolar, el Ministerio de Salud (Minsa) exhortó a los padres de familia a llevar a sus hijos a los establecimientos de salud más cercanos a su domicilio para que se les practique un examen de los ojos y la visión a fin de descartar, gratuita y oportunamente, enfermedades oculares como los errores refractivos.

El Minsa recordó que muchas veces se considera que un niño presenta problemas de aprendizaje debido a problemas de conducta, cuando en realidad el motivo puede ser por un problema visual.

La doctora Pilar Ortiz Mateo, médico de Prevención y Promoción Ocular del Instituto Nacional de Oftalmología (INO), explicó durante la campaña ‘Te veo bien – Con ojos sanos vivo feliz’, que el tamizaje ocular debe realizarse una vez al año e indicó que una buena visión en los menores de edad propicia adecuados aprendizajes, participación en clase, sumarse a los deportes con sus compañeros y otras actividades sociales.

“Una disminución de la agudeza visual se convierte en un desafío para el menor y podría desencadenar en continuas dificultades de aprendizaje y pérdida de su autoestima”, enfatizó

Según una investigación realizada por el Instituto Regional de Oftalmología (IRO) en instituciones educativas públicas, siete de cada 100 niños presentan un cuadro de error refractivo, entre los que destacan males como la miopía (ver mal de lejos), astigmatismo (ver desdibujado de lejos y cerca) y ambliopía (también llamado 'ojo vago, débil o perezoso').

En ese sentido, destacó que en los establecimientos de salud a nivel nacional se viene realizando el tamizaje de agudeza visual, priorizando a niños de tres a 11 años de edad. Agregó que solo en el año 2019 se evaluó a 920 mil 711, de los cuales 30 mil 935 menores fueron diagnosticados con errores refractivos por un médico oftalmólogo.

En ese sentido, el Minsa, a través de la Estrategia Sanitaria Nacional de Salud Ocular y Prevención de la Ceguera, contempla el fortalecimiento de la intervención de errores refractivos desde los establecimientos de salud de primer nivel de atención, con personal de salud capacitado y la implementación de servicios de oftalmología que permitan el acceso oportuno a una atención especializada de calidad.

Síntomas

Los grandes aliados para la detección de problemas oculares a una edad temprana son los padres y maestros. Ellos pueden notar los primeros síntomas de que algo no anda bien con la visión de un niño. Estos síntomas son:

* Entrecierra los ojos para mirar o enfocar siempre que lee o ve la televisión, pese a que hay buena iluminación.

* Pierde rápidamente la atención y la concentración, y presenta incapacidad de aprendizaje.

* Parpadea o se frota los ojos excesivamente.

* Presenta enrojecimiento en los ojos luego de fijar la vista.

* Al leer se acerca demasiado al texto o la pizarra.

Recomendaciones

El 80% de lo que aprende un estudiante suele ingresar por los ojos. Por eso, además de tener una evaluación ocular anual, es vital que mantenga una alimentación saludable rica en vitaminas A, C y E, se lave las manos y cara con agua y jabón antes de tocarse los ojos, utilice sombrero de ala ancha y lentes con protección UV.

Asimismo, el niño debe conservar una distancia adecuada tanto para leer, ver celulares o Tablet (30 – 50 cm) y mirar televisión (no menor a dos metros). Se recomienda en niños el control del uso de aparatos electrónicos de una a dos horas por día como máximo.