Más de 100 000 mujeres víctimas de violencia fueron atendidas en los establecimientos de salud

Nota de Prensa
Minsa presentó intervención comunitaria para la atención integral de mujeres en CSMC de San Borja
Más de 100 000 mujeres víctimas de violencia fueron atendidas en los establecimientos de salud
Más de 100 000 mujeres víctimas de violencia fueron atendidas en los establecimientos de salud

Fotos: Minsa

12 de agosto de 2022 - 7:52 a. m.

En lo que va del año, el Ministerio de Salud (Minsa) viene atendiendo 101 273 casos de violencia contra la mujer, siendo la población más afectada, mujeres de 30 a 59 años (39 845 casos), seguido de mujeres de 18 a 29 años (25 993 casos). Es decir, cada día se han atendido entre 5 a 6 casos por violencia en cada establecimiento de salud a nivel nacional

Ante ello, y con el fin de fortalecer la prevención de esta problemática, el Minsa, a través del Centro de Salud Mental Comunitaria (CSMC) San Borja, dio a conocer las acciones de la atención integral a mujeres víctimas de violencia que se ofrecen en los diferentes establecimientos de salud. 

El personal de salud mental del CSMC brindó una charla informativa para sensibilizar a la población en la prevención de la violencia contra la mujer e identificar de forma oportuna los posibles casos.

Elaine Chávez Córdova, psicóloga del CSMC Nuevo Perú explicó que la violencia contra la mujer está referida a cualquier acción u omisión contra la mujer a lo largo del curso de su vida, basado en su género, que causa la muerte o un sufrimiento o daño en la salud física mental, ocurre dentro de la familia o unidad doméstica, en la comunidad y es perpetrada o tolerada por el Estado. 

Entre los tipos de violencia tenemos físico, psicológico, sexual, económico y/o patrimonial. 

“La de mayor ocurrencia es la violencia psicológica que consiste en humillaciones, comparaciones y vejaciones que se realizan con el fin de bajar su autoestima. Le sigue la violencia física que consiste en dañarla a través de empujones, bofetadas y otro tipo de acciones que pueden acabar en feminicidio”, señaló. 

En ese sentido, la psicóloga indicó que es importante estar atentos a los signos que una persona puede presentar e indican que podría estar viviendo un tipo de violencia: sentirse bajo de ánimo, perder las ganas y el disfrute de hacer sus actividades diarias, baja autoestima, caer en comparaciones continuas y la irritabilidad. 

Por ello, consideró Chávez Córdova, es que desde el hogar se necesita fortalecer la prevención, para lo cual necesitamos ser modelos de trato igualitario entre hombres y mujeres.

“Los padres tenemos que ser respetuosos, amables, poder comprendernos, organizarnos en familia, compartir las mismas cosas, darnos espacios para conversar y comunicarnos, de la manera que más lo necesitamos, pues eso permitirá que nuestros hijos observen, aprendan y lo puedan transmitir en sus colegios con sus compañeros y desarrollar más habilidades para respetarse y ser amables entre ellos”, aseveró. 

¿QUÉ HACER SI SOY VÍCTIMA DE VIOLENCIA?
Livia Ramos Calsín, licenciada en enfermería del CSMC San Borja, resaltó que el servicio de acogida del centro es donde se brinda el primer acercamiento y atención del problema de salud mental.

La persona que se acerca por cualquier tipo de violencia (sexual, física o psicológica), independientemente si es que viene derivada de otra institución es referida al área de admisión, la cual da aviso al servicio de acogida donde se realiza una entrevista que servirá para recopilar sus datos y conocer el estado de salud mental de la persona, luego de ello se le envía al servicio correspondiente ya se trate de una niña, adolescente, adulta o adulta mayor víctima de violencia para continuar con el flujo de atención.

Asimismo, para la atención, no es necesario que la persona afectada haya presentado una denuncia, pues como dice la Lic. Ramos Calsín, muchas veces llegan a los servicios niñas, adolescentes y mujeres adultas por problemas de depresión y ansiedad, pero durante la entrevista manifiestan que son víctimas de violencia, y como personal de salud notifican, a través de una ficha, estos hechos de violencia al Centro de Emergencia Mujer (CEM) con quien se trabaja de manera articulada. 

“Se cuenta con un equipo multidisciplinario especializado y preparado para el abordaje de este tipo de casos. Además, para la persona víctima de violencia, se elabora un plan individual después de la evaluación integral de acuerdo a sus necesidades. Se le involucra para poner el plan en ejecución, que incluye visitas domiciliarias y servicio social”, puntualizó. 

DATOS
  • Si eres víctima, acude al establecimiento de salud más cercano.
  • También puedes llamar a la línea 113, donde se te brindara orientación de salud.