Ministro Ugarte señala que la ciencia aún no determina la necesidad de aplicar una tercera dosis de la vacuna contra la COVID-19

Nota de Prensa
Comité de Ética no la recomienda ante la ausencia de evidencia científica

Fotos: Minsa

13 de julio de 2021 - 11:08 a. m.

El ministro de Salud, Óscar Ugarte, señaló que la ciencia aún no ha determinado la necesidad de aplicar una tercera dosis de vacuna contra la COVID-19 para aumentar la protección frente al virus. Esto se debe a que todavía no se conoce exactamente cuánto dura el efecto de las vacunas. 
 
“Recordemos que el proceso de inmunización en el mundo se inició a fines del año pasado, por lo que los especialistas no han tenido el tiempo suficiente para comprobarlo”, agregó el titular de Salud.
 
Sin embargo, afirmó que las autoridades sanitarias de nuestro país contemplan esa posibilidad y que, por ello, el Perú ha adquirido dosis en una cantidad muy superior.
 
“Durante los próximos meses llegarán, de forma progresiva, alrededor de 50 millones de vacunas que servirán para terminar de vacunar a la población e inocular, de ser necesario, una tercera dosis”, indicó Ugarte.
 
En ese sentido, el ministro detalló que existen distintas opciones sobre lo que la ciencia pueda determinar. Por un lado, el próximo año, se podría vacunar de la misma forma en la que se ha llevado el proceso durante el 2021; es decir, iniciando con el personal de primera línea y los adultos mayores. Otra alternativa sería la de adquirir productos que los laboratorios vienen estudiando y desarrollando a modo de prueba.
 
La tercera es una que están planteando algunas organizaciones como el Colegio Médico del Perú (CMP) sobre la inoculación de una dosis adicional de Pfizer a aquellos que ya fueron vacunados con Sinopharm. “Nosotros nos hemos comunicado con el laboratorio y con los expertos de nuestro Comité de Ética y no recomiendan este método debido a que esto no está comprobado por la ciencia”, afirmó Ugarte.
 
El ministro resaltó que lo que sí está comprobado por distintos estudios a nivel internacional y otros desarrollados en nuestro país es la protección que ofrece la vacuna Sinopharm y su efectividad para reducir hospitalizaciones y fallecimientos. “Estudios llevados a cabo por el Instituto Nacional de Salud (INS) y el Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades (CDC) demuestran una protección del 90% y el 94% ante el riesgo de fallecer por COVID-19”, finalizó el titular de Salud.