Minsa recomienda cómo dar de lactar a los bebés para evitar asfixias

Nota de Prensa

3 de enero de 2008 - 12:00 a. m.

Estar muy atentas durante y después de dar de lactar a sus bebés y sobre todo en las noches recomendó a las madres, la Lic. María Elena Flores de la Dirección General de Promoción de la Salud del Ministerio de Salud (Minsa), para evitar casos de asfixias como el ocurrido a una bebé de dos meses que murió mientras lactaba del pecho de su madre y esta se quedó dormida, en Carabayllo.

La especialista lamentó el hecho por lo que recomendó a las mamás que si dan de lactar a sus bebés por las noches deben hacerlo sentada y no recostada como pudo haberle ocurrido a la madre de la bebé que se quedó dormida.

“Hay que tener mucho cuidado sobre todo con los bebés que tienen pocas semanas de nacidos, por cuanto su locomoción es más lenta y en algunos casos no expresan sus molestias”, señaló Flores.

Asimismo, la especialista exhortó a las madres seguir algunas recomendaciones para dar de lactar a sus hijos. Señaló que lo primero que debe hacer la madre es buscar una posición adecuada en la cual ella y su bebé se sientan cómodos.

“La cabeza y la barriga del bebé deben estar ´mirando` hacia la madre. Mientras su cabeza debe estar donde se dobla su codo. Seguidamente, debe colocar la punta del seno (pezón) en el labio inferior del bebé para que abra la boca. La nariz y la barbilla deben tocar el pecho pero sin taparle la nariz y pueda respirar sin dificultad”, explicó Flores.

Agregó que la madre debe colocar sus dedos debajo de su pecho y con el pulgar encima presionar suavemente para ayudar la salida de la leche. Debe asegurarse de que el labio inferior del bebé esté hacia fuera y su lengua este baja para evitar que se atore”.

Durante la lactancia la madre debe hablarle a su hijo con la intención de brindarle y crear una relación afectiva entre ambos. “Al terminar, eliminar los gases poniéndolo en posición vertical golpeándolo suavemente su espalda”, acotó Flores.

Finalmente, señaló que las madres deben estar tranquilas y tener mucha paciencia al momento de amamantar a sus hijos por cuanto le transmite al bebe cariño, paz, tranquilidad, además de fortalecer sus defensas y brindarle una optima nutrición.