Mascotas no deben ingresar a playas y piscinas públicas

Nota de Prensa

12 de enero de 2008 - 12:00 a. m.

El Ministerio de Salud (Minsa) exhorta a la población veraneante no llevar a sus mascotas a las playas y piscinas públicas, porque representan un riesgo para la salud pública ya que pueden transmitir enfermedades como la toxocariasis, leptospirosis, hidatidosis, giardiasis, ectoparásitos (hongos, pulgas, garrapatas y ácaros), rabia entre otras enfermedades.

Así lo señaló la médico veterinaria Rosa Gutiérrez Castilla, especialista en tenencia responsable de animales de compañía de la Dirección General de Salud Ambiental (Digesa) tras indicar que esta medida está contemplada en el artículo 25 del reglamento de la Ley Nº 27596 que regula el régimen jurídico de canes, el cual establece que queda prohibido el ingreso de los canes a piscinas, playas y algunos otros lugares públicos.

Dijo que si los perros ingresan a las piscinas o playas en las cuales están las personas, éstos al defecar u orinar contaminan la arena y el agua con agentes patógenos (bacterias, parásitos entre otros) que pueden transmitir diversas enfermedades (zoonosis) a las personas.

La especialista señaló que a los males antes mencionados se suma los accidentes por mordedura que pueden ocasionar los canes en estos lugares que son de diversión para los niños, jóvenes y adultos.

Gutiérrez indicó que esta disposición es parte de la tenencia responsable de animales de compañía, que implica la responsabilidad del propietario del can en el control sanitario periódico de la mascota como la aplicación anual de la vacuna antirrábica y la polivalente ( vacuna contra: parvo virus, coronavirusf, distemper, leptospirosis, hepatitis, parainfluenza, entre otras).

Asimismo, dijo que la desparasitación debe hacerse en el caso de los cachorros cada quince días hasta cumplir los tres meses de edad, luego cada tres meses y de por vida.

Señaló que es importante el lavado de manos principalmente antes de ingerir los alimentos, después de jugar con sus mascotas, como medida preventiva para evitar enfermedades como la toxocariasis, leptospirosis, hidatidosis, giardiasis, ectoparásitos entre otras.

Instó a los municipios acogerse y cumplir el reglamento de la Ley Nº 27596 que regula el régimen jurídico de canes, para proteger la salud de las personas, principalmente la de nuestros niños.