Minsa envía brigadas a comunidades de Amazonas para atender a personas mordidas por murciélagos

Nota de Prensa

12 de enero de 2008 - 12:00 a. m.

El Ministerio de Salud (MINSA) envió brigadas de intervención a las comunidades nativas del distrito de Río Santiago, provincia de Condorcanqui, en la región Amazonas con la finalidad de iniciar la búsqueda de personas que hayan sufrido mordeduras de murciélagos en los últimos seis meses, para darles el tratamiento oportuno y evitar las muertes por rabia.

Así lo informó el encargado de la Dirección Regional de Salud de Amazonas, Dr. Ronald Soto, quien indicó que los equipos que partieron al lugar llevaron consigo vacunas y sueros antirrábicos, además de material médico para atender a los pobladores afectados.

Señaló que en las comunidades nativas las mordeduras por murciélagos son habituales pues las viviendas permiten el ingreso libre de estos mamíferos, además del limitado uso de mosquiteros y la escasa presencia de ganado que actúe como barrera protectora, ya que los murciélagos hematófagos prefieren alimentarse de estos animales.

En este sentido, la labor de las brigadas será realizar la búsqueda de personas mordidas por murciélagos para que inicien el tratamiento antirrábico de acuerdo a la norma nacional, fortalecer la vigilancia de riesgos de rabia como el incremento de mordeduras para una respuesta oportuna.

También intensificarán las actividades de comunicación educativa, a fin de sensibilizar a la población en la adopción de medidas de protección contra mordeduras de murciélagos, promoviendo el uso de mosquiteros, mallas en puertas y ventanas de las casas y otros métodos de barrera. Además se promocionará la denuncia oportuna de las mordeduras de murciélagos para que se administre el tratamiento antirrábico correspondiente.

La última búsqueda de casos en esta zona fue realizada en octubre del año pasado encontrándose 68 personas afectadas por mordeduras de murciélagos, lo cual representa el 31 por ciento de la población que alberga esta comunidad nativa. De este total, 67 personas iniciaron tratamiento antirrábico y su estado de salud es bueno. Por otro lado, los padres de una menor afectada se negaron a que el personal médico le aplicara el tratamiento, provocando la muerte de la pequeña.

El MINSA invoca a la población de estas zonas a reportar los casos de mordedura de murciélagos al establecimiento de salud más cercano para que se le suministre el tratamiento oportuno que es totalmente gratuito. Además, se le exhorta a culminar el tratamiento que es prescrito por el especialista.