Prolongar estudios en vacaciones generaría presión y estrés en niños y adolescentes

Nota de Prensa

13 de enero de 2008 - 12:00 a. m.

En estos meses de vacaciones, el Ministerio de Salud (MINSA) recomienda a los padres de familia no prolongar las actividades académicas de sus hijos durante enero o febrero, pues iniciar clases de reforzamiento o actualización podrían ser perjudicial para los menores que deben descargar la tensión que tuvieron durante los nueves meses del año escolar.

El psiquiatra Freddy Vásquez Gómez del Instituto Nacional de Salud Mental “Honorio Delgado - Hideyo Noguchi” del Minsa, advirtió que los problemas que podrían causar los estudios en vacaciones son presión, estrés, agotamiento y surmenaje o tensión al punto de bloquear el sistema nervioso.

Indicó que lo recomendable es matricular a los chicos – siempre y cuando ellos estén de acuerdo – en actividades de esparcimiento como deporte, música o arte. Dijo que muchos menores muestran preferencia por estudiar computación o idiomas en verano, “esto puede ser factible siempre y cuando los chicos estén totalmente de acuerdo”, señaló el especialista.

Vásquez manifestó que lo ideal es que los chicos descansen en vacaciones para que no lleguen agotados al inicio del año escolar.

Asimismo, dijo que otras actividades que pueden realizar es el esparcimiento junto con los padres, familia y amigos a lugares alejados de la ciudad como las playas, piscinas o a zonas de sierra.

“Si los padres eligen alguna actividad debe ser en conversación con los hijos”, señaló luego de indicar que solo dos horas interdiarias deben dedicarse a las actividades de esparcimiento.

Dijo que en estas vacaciones los padres deben aconsejarles realizar las actividades del hogar como la limpieza y el orden en los diversos ambientes del domicilio, a fin de que puedan desenvolverse independientemente cuando sea necesario. Señaló que estas actividades deben ser realizadas tanto por los varones como por las mujeres, indistintamente del sexo.