Leche materna protege a niños de diarreas y otras infecciones intestinales

Nota de Prensa

14 de enero de 2008 - 12:00 a. m.

La leche materna es un aliado vital para proteger a los niños y niñas de las diarreas y otras infecciones intestinales comunes, que se presentan con mayor frecuencia en época de verano, por cuanto este alimento contiene una variedad de elementos inmunológicos que combaten a las bacterias y otros virus.

Así lo informaron especialistas del Ministerio de Salud (Minsa), quienes recomendaron a las madres amamantar a sus hijos exclusivamente durante los primeros seis meses de vida y luego continuar este proceso con alimentos complementarios hasta los dos años de edad.

La leche materna fortalece las defensas de los bebés y actúa como un efectivo antibiótico y vacuna natural, debido a su alto contenido de inmunoglobulina. Desde el punto de vista inmunológico la leche materna aporta gran cantidad de anticuerpos que protegen al bebé de las infecciones (fundamentalmente las intestinales y respiratorias).

Asimismo, este alimento, posee cantidades de variables de anticuerpos que se adhieren a la superficie del intestino delgado y actúa como barrera mucosa pasiva contra la penetración de bacterias y antígenos macromoleculares.

Finalmente, los especialistas sostienen que las diarreas y otras infecciones intestinales aparecen con menos frecuencia en niños que han sido alimentados con leche materna exclusivamente, lo cual contribuye en disminuir las altas tasas de mortalidad infantil.