El 90% de suicidas presentan problemas mentales no diagnosticados

Nota de Prensa

17 de febrero de 2008 - 12:00 a. m.

El incremento de suicidios en el país se ha convertido en un problema de salud pública considerable, ya que aproximadamente el 90% de las personas que se quitan la vida tienen problemas mentales no diagnosticados ni tratados oportunamente, según datos del Instituto Nacional de Salud Mental, Honorio Delgado – Hideyo Noguchi.

Ante esta situación la Dirección de Salud V Lima Ciudad del Ministerio de Salud (MINSA) llevó a cabo el foro “La conducta suicida: Magnitud y acciones de prevención”, dirigido a profesionales que atienden a personas en riesgo de depresión y suicidio. El Foro que reunió a psicólogos y especialista en salud mental, se realizó en el Auditorio del Colegio de Psicólogos.

En la cita se concluyó que es importante generar conciencia social para que los familiares y también los médicos tratantes puedan estar alerta y sean capaces de intervenir ante un caso de depresión severa que pueda derivar en suicidio.

Aunque el suicidio es un problema que afecta a personas de todas las edades, es importante que el tratamiento sea diferenciado.

Cifras

Según la información estadística anual del 2007, en los primeros 8 meses del año alrededor de 300 personas se quitaron la vida. Asimismo, se atendieron 440 casos de intento de suicidio, siendo el uso de barbitúricos (sedantes) y armas punzo cortantes los elementos más usados.

En lo que va del presente año ya se han contabilizado 28 personas fallecidas por suicidio. Las razones pueden variar entre las decepciones amorosas, conflicto de parejas, celotipias, problemas económicos, enfermedades terminales, entre otros. La mayoría de los casos tienen como trasfondo la depresión.

Datos de interés

- Los cambios bruscos de comportamiento no deben ser tomados a la ligera.

- Si una persona ha sufrido una experiencia traumática (muerte, abandono, pérdida de trabajo, etc) mantener un monitoreo de su situación emocional y tratar de conversar con él al respecto.

- Los síntomas más frecuentes de la depresión que conlleva al suicidio son la tristeza, irritabilidad, problemas de sueño y de conducta.

- Un suicida casi siempre está deprimido, quiere irse lejos del hogar, alejarse de sus familiares y de sus amigos. Todo el tiempo habla de eso, de cambiar radicalmente.

- Todas las amenazas de suicidio deben tomarse en serio. De cada diez personas que se suicidan, nueve de ellas dijeron claramente sus propósitos y la restante dejó entrever sus intenciones de acabar con su vida.