226 playas del litoral peruano están aptas para el baño y recreación

Nota de Prensa

29 de febrero de 2008 - 12:00 a. m.

Un total de 226 playas de todo el litoral peruano, que representa el 90 por ciento de las que fueron evaluadas, están aptas para el baño y la recreación, según el reporte del Programa de Calidad Sanitaria de las Playas de la Dirección General de Salud Ambiental (Digesa) que para la novena semana verificó el estado de 251 balnearios.

Mientras que otros 25 lugares de veraneo calificaron como no aptos para el baño. De estas, las playas Paita Toril (Piura) y Mamacona (Lima Sur) calificaron como muy malas por contener coliformes fecales mayores a la cantidad permitida y porque la arena, servicios de alimentación e higiénicos están en malas condiciones.

De igual forma, las playas malas son Cancas, La Cruz, Puerto Pizarro (Tumbes), Represa Los Ejidos, Matacaballo (Piura), Malecón – Huanchaco, Buenos Aires Sur (La Libertad), Caleta Vidal, Puerto Chico, Miraflores, Chorrillos (Barranca), Puerto (Chancay), Municipal – Chuchito, Cantolao 1 - Regatas Unión (Callao) Pescadores (Costa Verde), Villa , Country Club Villa, San Pedro, Naplo, Pucusana, Bujama Norte (Lima Sur), Boca del Río y La Glorieta (Moquegua).

Lima

Para los veraneantes de Lima, el Ministerio de Salud informa que existen 109 playas (87,9%) que están consideradas como aptas, mientras que 15 no están aptas para el baño y la recreación.

Si desea conocer la calificación de las playas puede llamar a Infosalud (0800-10828) o visitar el portal del MINSA, www.minsa.gob.pe.

Recomendaciones

A fin de mantener en buen estado las playas, el MINSA recomienda a los asistentes utilizar los tachos de basura para eliminar los residuos sólidos o llevar bolsas para colocar los desechos y luego botarlos en los tachos de basura, para así no ensuciar las playas.

También es necesario asegurarse que los alimentos que consuman estén preparados adecuadamente o sean adquiridos en establecimientos que ofrezcan garantías sanitarias. Asimismo, se debe esperar por lo menos una hora después de haber comido para sumergirse en el mar.

Se recomienda no exponerse al sol de preferencia entre las 11 de la mañana y las 3 de la tarde y si lo hace debe usar bloqueadores solares para cada tipo de piel y sombrillas. Mientras que a los niños y ancianos se les debe poner un polo para evitar la quemadura solar, porque estas personas tienen la piel muy delicada.