Minsa recomienda que niños conozcan previamente el colegio donde estudiarán

Nota de Prensa

1 de marzo de 2008 - 12:00 a. m.

El primer día de clases es una jornada llena de emociones, donde todo será distinto para el niño, asegura el Psicólogo Edgard Bellido Riquelme integrante de la Dirección de Salud Mental del Ministerio de Salud (Minsa); No obstante, refiere que para algunos menores suele ser traumático el dejar el ambiente familiar de casa por un aula con decenas de niños desconocidos durante algunas horas.

No quiero ir al colegio

Ante la resistencia de un menor por asistir a clases, el psicólogo recomienda que los padres o una figura significativa de la familia acompañen al menor hasta la Institución educativa, a fin de que el pequeño se sienta más confiado. Sin embargo esta compañía debe ir disminuyendo a medida que pasan los días y el niño conoce y se familiariza con el lugar.

Otro factor importante para evitar el miedo de los menores es conocer previamente a la educadora o profesor, explicándole que la profesora lo cuidará y ayudará en todo lo que necesite. Finalmente al momento de la despedida se recomienda dejar al menor con un rostro sonriente y con la promesa de que lo estarán esperando al terminar la jornada.

Éxito en el primer día de clases

Bellido Riquelme sostiene que el éxito del primer día de clase depende de que los adultos involucrados contribuyan a ello. El especialista del Minsa refiere que los padres deben tomar el día de regreso a la escuela como un día normal, aunque tampoco se puede caer en la indiferencia ya que se desmotivaría a los niños.

Finalmente recomendó contar con un espacio para el desarrollo de las actividades educativas, “el tener un lugar de estudio fijo, silencioso, ordenado, con buena iluminación, materiales a mano y sin distracciones; va a traer como producto final un aprendizaje exitoso y el fortalecimiento de sus hábitos de estudio” precisó.

Recomendaciones

1. Prepare a su hijo realizando la rutina que hará desde el primer día de clases

2. Informarles anticipadamente que tendrán nuevos amiguitos, la idea es crear un ambiente que estimule positivamente la imaginación del niño, lo cual lo ayudará a afrontar esta nueva y crucial experiencia

3. Tenga todo preparado para el día definitivo: la lonchera, el uniforme y los útiles escolares.

4. No llegar tarde, ponga el despertador. Los niños se angustian cuando sus padres gritan o tienen que correr porque están pasados de tiempo.

5. Comprenda que todos los niños reaccionan distinto a cada emoción. Su hijo puede estar feliz o triste sin razón aparente. En cualquiera de los dos casos entiéndalo, no lo regañe.

6. Tenga siempre presente que su hijo es un ser independiente, que usted no debe ser sobre protector y que debe permitir que el infante desarrolle sus procesos de formación.