Minsa recomienda tener cuidado al momento de comprar y consumir pescado

Nota de Prensa

20 de marzo de 2008 - 12:00 a. m.

A fin de evitar posibles enfermedades adquiridas por el consumo de alimentos en mal estado y en el marco de las celebraciones por Semana Santa, el Ministerio de Salud (MNSA) recomienda a la población tener cuidado al momento de adquirir, preparar y consumir alimentos pescados y mariscos.

La Ing. Paula Ramírez, directora ejecutiva Higiene Alimentaria y Zoonosis de la Dirección General de Salud Ambiental (Digesa) recomendó a la población que al momento de comprar pescados estos deben tener ojos prominentes y brillantes, agallas rojas y húmedas así como escamas firmemente adheridas; carne suave al tacto y olor marino característico.

En el caso de observar los ojos hundidos, opacos, agallas pálidas, verdosas o grises; escamas que se desprenden fácilmente; carne friable, olor ácido u ofensivo es preferible no adquirirlas, ya que estos son signos de que el producto tiene presencia de parásitos (quistes, larvas).

En el momento de la preparación

Al momento de preparar los alimentos, la DIGESA recomienda, también, realizar buenas prácticas en la manipulación de los productos como por ejemplo verificar que el agua sea potable y en el caso que se utilice agua de cisterna esta debe ser desinfectada (con 02 gotitas de lejía por litro).

Finalmente, Paula Ramirez recomendó evitar el consumo de preparaciones de riesgo como cebiche, papa a la huancaína, ají o mayonesa ya que suelen descomponerse en poco tiempo. En el caso de intoxicaciones el paciente debe acudir de inmediato al centro médico más cercano.

Recomendaciones

- Verifique que el pescado fresco tenga escamas bien unidas entre sí y fuertemente adheridas a la piel y sean de brillo metálico.

- Los ojos deben ocupar toda la cavidad orbitaria, ser transparente, brillantes y salientes.

- Los músculos deben estar fuertemente adheridos al espinazo y no deben separarse al ejercer presión.

- El olor siempre debe ser suave y agradable.

- Todos los productos deberán estar refrigerados o cubiertos de hielo.

- Si adquiere pescados congelados estos deberán estar totalmente rígidos, sin erosión ni rasgaduras en la piel.

- Si compra pescado fileteado vea que no existan diferencias de color en toda la superficie del corte.