El 20% de limeños presenta obesidad

Nota de Prensa

3 de abril de 2008 - 12:00 a. m.

Dos de cada diez limeños presenta obesidad y este problema es mayor en la población con menores ingresos económicos, así lo revela un estudio realizado por el Ministerio de Salud (MINSA) en el año 2006. Los expertos advierten que este problema exagera y agrava a corto plazo enfermedades graves como la diabetes, hipertensión, complicaciones cardiovasculares, incluso algunos tipos de cáncer como los gastrointestinales.

La coordinadora de la Estrategia Sanitaria Nacional de Prevención y Control de Daños No Transmisibles, Tania López, señaló que la obesidad es generada por los inadecuados hábitos de vida como la mala alimentación y falta de ejercicio físico, además de existir factores genéticos y orgánicos que inducen su aparición.

Indicó que en nuestro país los niños y adolescentes cada vez hacen menos ejercicio y tienen prácticas sedentarias similares a los adultos. Además, que están perdiendo la costumbre de hacer deporte pues están reemplazando esta actividad por mirar televisión, internet o juegos en red que no conllevan a ningún beneficio para su salud física ni mental.

La especialista dijo que la obesidad puede desterrarse con actividad física moderada que puede llevarse acabo sin costo alguno y, además, acomodarse a la rutina cotidiana, es decir se puede empezar con actividades como subir escaleras regularmente, bailar, caminar, correr, montar bicicleta y practicar deportes.

La práctica regular de actividad física junto a los buenos hábitos alimentarios puede ayudar a evitar o retardar la manifestación de las enfermedades cardiovasculares, la diabetes tipo 2, osteoporosis, el cáncer de colon y las complicaciones de salud asociadas con el sobrepeso y la obesidad.

La Dra. Tania López señaló que realizar actividad física mejora el estado de ánimo, estimula la agilidad mental, alivia la depresión y facilita el tratamiento del estrés y a largo plazo puede mejorar la autoestima y aumentar la interacción e integración social.

Para un adulto promedio con vida sedentaria, 30 minutos de actividad física de intensidad moderada, todos o casi todo los días, será suficiente para obtener beneficios de salud.