Muertes ocurridas en embarcación china no representan riesgo de epidemia en el país

Nota de Prensa

22 de abril de 2008 - 12:00 a. m.

Las dos muertes ocurridas en la embarcación China Chang An 168 el pasado 6 y 8 de abril, no representan riesgo de epidemia en el país, no implican riesgo significativo de propagación internacional y no ameritan restricciones para el comercio internacional, así lo determinó el grupo técnico del Ministerio de Salud (MINSA) conformado para evaluar este caso.

En ese sentido y tras la investigación realizada, la Sanidad Marítima Internacional del Ministerio de Salud procederá a levantar la cuarentena preventiva a la citada embarcación, ya que de acuerdo al anexo 2 del Reglamento Sanitario Internacional, el presente evento definido como inusitado, no constituye un evento grave para la salud pública internacional.

Asimismo, los estudios realizados por el grupo técnico de expertos del Instituto Nacional de Salud (INS), Dirección General de Epidemiología (DGE), Dirección Ejecutiva de Sanidades Internacionales del Callao, Dirección Ejecutiva de Salud Ambiental de la Dirección de Salud del Callao, Dirección de Laboratorios de Salud Pública de la Dirección de Salud del Callao y de la Dirección General de Salud Ambiental (DIGESA), concluyeron que en seis de los tripulantes de la embarcación con infección respiratoria aguda leve, se detectó adenovirus; sin embargo, se autolimitó en seis afectados de los 21 tripulantes.

Sobre los fallecidos, se indica que la causa aún está en estudio; sin embargo, es posible establecer que no constituyen riesgo para la salud pública. Se añade que tras la muerte de los tripulantes han transcurrido 16 días de la muerte del primer caso y ninguno de los restantes ha fallecido ni ha presentado evidencia de una enfermedad grave. Incluso los peruanos que atendieron a los tripulantes no presentan síntomas de enfermedad.

Entre los antecedentes de la embarcación se pudo determinar que el barco permaneció en aguas internacionales durante ocho meses, desde que zarpara de la China Popular, lo cual aleja la posibilidad de transportar algún virus epidémico de esa región.

Finalmente, el comité precisa que se ha tomado todas las medidas que corresponden según lo establecido en la normatividad nacional e internacional de salud pública, en salvaguarda de la población en general. Asimismo, esta información ha sido compartida con la OPS/OMS que ha seguido atentamente esta situación y ha respaldado la decisión del país de levantar la cuarentena de la tripulación bajo vigilancia.