Instalarán modernos centros oftalmológicos en Cusco y Tarma

Nota de Prensa

1 de mayo de 2008 - 12:00 a. m.

Cusco y Tarma serán las ciudades que se beneficiarán con un Centro Oftalmológico que será instalado en cada una de estas ciudades gracias al convenio que el Ministerio de Salud (MINSA) firmó con la Republica de Cuba; país que lo implementará con la más alta tecnología en beneficio de la población de escasos recursos económicos de esas zonas del país.

La creación de estos centros especializados se logra luego que el ministro de Salud, Hernán Garrido Lecca y el vicepresidente primero de Cuba, José Balaguer Cabrera, suscribieran ayer en La Habana un acuerdo interinstitucional, gracias al cual el Perú recibirá de la Republica de Cuba equipo de última tecnología que permitirá que cada centro realice diariamente un total de 40 operaciones de catarata.

En dichos establecimientos no solo atenderán médicos cubanos, sino también jóvenes médicos peruanos formados en la Escuela Latinoamericana de Medicina de Cuba. En total serán 50 profesionales los que conformen esta brigada. Los Servicios Médicos Cubanos también nos proveerán de los insumos y las medicinas que asegurarán la atención gratuita de los pacientes, principalmente de bajos recursos.

“Estos centros nos permitirán cumplir las metas fijadas por el presidente Alan García de operar de ceguera por cataratas a 20 mil peruanos y estoy seguro que en unos tres meses superaremos las operaciones que EsSalud esta desarrollando. El propio presidente García dio la partida de esta sana competencia, donde los que ganarán, definitivamente, serán los peruanos de menos recursos” subrayó el Ministro Garrido Lecca.

De esta manera el MINSA apoya la atención de salud de las regiones del país, convirtiéndose ambos centros en lugares de referencia para operar a los pacientes que padezcan de cataratas, hecho que pone adelante al MINSA en dicha tarea, en comparación con EsSalud.

En Cusco el primer centro oftalmológico será instalado en el Hospital de Espinar con lo que toda la macro región sur se beneficiará, mientras que el segundo centro funcionará en el Hospital de Tarma atendiendo a toda la zona centro del país.

Con esta iniciativa se espera elevar la calidad de vida de la población peruana y evitar que cada año decenas de miles de nuestros compatriotas pobres pierdan la visión o sufran limitaciones serias en su función visual.