Minsa brindó más de 980 mil atenciones por infecciones respiratorias agudas en lo que va del 2008

Nota de Prensa

3 de mayo de 2008 - 12:00 a. m.

Un total de 982 mil 54 atenciones a menores de cinco años por Infecciones Respiratorias Agudas (IRAs) brindaron los especialistas del Ministerio de Salud (MINSA) a nivel nacional desde enero a la fecha. El número de atenciones es similar a los casos reportados por el sistema de vigilancia epidemiológica del Ministerio de Salud.

Estas atenciones superan en 10 mil 405 a los casos notificados en el mismo periodo del 2007 lo cual revela que las madres de familia están tomando conciencia sobre la importancia de asistir a los centros de salud para atender a sus pequeños cuando presentan algún tipo de resfrío, indicó la Dra. Rosa Vilca Bengoa, de la Dirección Ejecutiva de Salud Integral del MINSA.

La especialista señaló que la cobertura de las atenciones han aumentado considerablemente porque el MINSA cuenta con el personal capacitado que garantizan la atención oportuna, stock de medicamentos, entre otros servicios.

Vilca señaló que los programas Juntos y Crecer están permitiendo el aumento de estas atenciones en los poblados más alejados de la capital, además que están garantizando las atenciones y medicamentos gratuitos. Sin embargo, recomendó a las madres de familia estar alerta a los signos de alarma antes de que se genere alguna complicación.

La funcionaria señaló que la mejor medida de prevención contra la neumonía es el abrigo adecuado de los niños, lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida y proveerlos de una alimentación rica en vitaminas A y C.

Asimismo, dijo que otras medidas para prevenir las IRAS y sus complicaciones es completar oportunamente las vacunas que ofrece el MINSA en forma gratuita, evitar el hacinamiento y ventilar las habitaciones de la vivienda.

Indicó que acciones como estas evitarán las muertes por neumonía. Asimismo, enfatizó la importancia de la atención oportuna de la familia para el reconocimiento temprano de los signos de alarma tales como fiebre alta y tos persistente, respiración rápida (hundimiento debajo de las costillas), inapetencia para comer o lactar, sueño más de lo normal e inactividad.