Índice de mortalidad materna se reduce en el país

Nota de Prensa

27 de mayo de 2008 - 12:00 a. m.

El índice de mortalidad materna se redujo en el país en un 4 por ciento durante el 2007, en comparación con el año anterior, así lo informó la coordinadora de la Estrategia Nacional de Salud Sexual y Reproductiva, Dra. Lucy del Carpio. Señaló que en el 2004 se presentaron 628 muertes maternas; en el 2005 se registraron 596 decesos; y en el 2006, 536 madres gestantes perdieron la vida. Mientras tanto en el 2007 el índice de mortalidad materna registró 513 decesos.

Detalló que el 80 por ciento de las muertes maternas se debieron a causas directas del embarazo ya sea, principalmente, por hemorragia (41%), preclampsia (19%) o infecciones diversas (6%).

Tras indicar que la hemorragia y la preclampsia suelen presentarse en la gestación y el puerperio, comentó que dichas complicaciones pueden ser controladas si la gestante acude a su atención prenatal y recibe la orientación del personal de salud, que se encuentra preparado para resolver esta clase de emergencias. “Las complicaciones del embarazo, parto y puerperio no son predecibles, pero se pueden tratar eficazmente, por lo tanto la gran mayoría de muertes maternas son evitables”, agregó.

Del Carpio mencionó que una gestante que acude periódicamente a su atención prenatal garantiza el buen estado de salud de su bebé y su recuperación exitosa tras el parto.

En cuanto a las muertes maternas según las regiones, comentó que este índice ha comenzado a reducirse en las localidades alto andinas de Puno y Cusco, gracias a la adecuación cultural de los servicios, implementación del parto vertical y el trabajo de las casas de espera. Precisó que el mayor número de muertes maternas, el año pasado, se presentaron en Cajamarca, La Libertad y Tacna.

Anotó que el índice de mortalidad materna más alto se registró entre las gestantes de 20 a 24 años de edad, reportándose más de 120 decesos.

Cabe destacar que el MINSA en el presente año busca disminuir las causas de la mortalidad materna, a través de campañas de salud como la Semana de la Maternidad Segura y Saludable donde se promueve la práctica de hábitos saludables. Una gestante que acude al establecimiento de salud reconoce los signos de alarma y está informada sobre las enfermedades de transmisión sexual como VIH/Sida y la sífilis, que pueden perjudicar el desarrollo del bebé y el embarazo.