Establecimientos del Minsa han atendido 1´394,477 casos de infecciones respiratorias agudas

Nota de Prensa

2 de junio de 2008 - 12:00 a. m.

Un millón 394 mil 477 atenciones a niños menores de cinco años por Infecciones Respiratorias Agudas (IRA) han sido brindadas en lo que va del 2008 por los hospitales, centros y puestos del Ministerio de Salud (MINSA) en todo el país, así lo informó la Dra. Gladis Ramírez, directora general de Epidemiología, tras indicar que la IRA es la primera causa de enfermar y el primer motivo de consulta durante todo el año.

La especialista indicó que según el Boletín Epidemiológico de la Semana 20, los establecimientos de la Dirección de Salud V – Lima Ciudad han brindado la mayor cantidad de atenciones que suman un total de 112 mil 960 casos, seguido de la Dirección Regional de Salud (Diresa) La Libertad con 88 mil 087 casos, luego Lima Este (77,093) y después la Diresa Arequipa (72,718).

De otro lado, la Dra. Rosa Vilca Bengoa, indicó que es positivo el aumento de las atenciones pues estas revelan que las madres están tomando importancia a los episodios infecciosos que presentan los niños, los cuales suelen complicarse por la falta de vacunas y por la desnutrición crónica.

“Los niños pequeños son muy vulnerables a cualquier proceso infeccioso porque sus mecanismos de defensa están en proceso de formación y no reconocen a los microorganismos”, señaló la especialista luego de indicar que el MINSA promueve durante todo el año la atención adecuada de las enfermedades prevalentes de la infancia tales como las Infecciones Respiratorias Agudas.

Dijo que el frío no es el principal motivo del incremento de los resfríos, sino solo un desencadenante pues la IRA se origina también por la desnutrición crónica, anemia, peso inadecuado del niño, poco abrigo, vacunas incompletas y viviendas inapropiadas que suelen ser contaminadas por combustibles domésticos como la leña y el kerosene.

Recomendaciones

Entre las recomendaciones, dijo que la lactancia materna exclusiva hasta el sexto mes de edad protege a los pequeños de los virus y bacterias que producen estas enfermedades del aparato respiratorio, porque contiene nutrientes que sirven como mecanismos de defensa.

Además, es necesario que los pequeños a partir de los 6 meses de edad tengan una alimentación balanceada sobre la base de productos locales para prevenir la desnutrición. También, se debe evitar el enfriamiento de los pequeños y debemos mantenerlos con el abrigo adecuado sin causar sudoración.

Los signos que debemos evitar en los pequeños son la respiración rápida, fiebre alta y persistente, hundimiento debajo de las costillas al respirar, inapetencia y tos persistente. Estos son los síntomas de peligro y frente a esto hay que llevarlos de inmediato al establecimiento de salud más cercano.