Gestantes con infección bucal corren riesgo de tener bebes prematuros

Nota de Prensa

22 de junio de 2008 - 12:00 a. m.

Las madres gestantes con infección bucal tienen mayor riesgo de parto prematuro y de recién nacidos con bajo peso, a diferencia de las mujeres sanas que no corren riesgo alguno. La prematuridad constituye una de las primeras causas de morbi-mortalidad y es responsable de deficiencias posteriores.

“Las cifras son alarmantes, el 90 por ciento de la población peruana tiene caries, el 85 por ciento tiene mal formaciones y un mismo porcentaje tiene enfermedad periodontal”, señaló el Dr. Jim Romero, Coordinador de la Estrategia Nacional de Salud Bucal del Ministerio de Salud luego de proponer que dentro del control prenatal debe incluirse la consulta odontológica para eliminar los focos sépticos y mejorar la conducta en la salud bucal.

La periodontitis o enfermedad periodontal, es una infección producida por bacterias que dan lugar a una reacción inflamatoria alrededor de las encías que puede evolucionar hacia la destrucción del soporte óseo de los dientes.

Existen mitos tales como "durante la gestación no se puede recibir atención odontológica. Cuando es todo lo contrario, la madre debe llegar al momento del parto en óptimo estado de salud bucal y con una fuerte motivación para mantenerla y lograr también la salud bucal del bebé”, señaló el especialista.

La salud bucal de nuestros niños comienza desde el embarazo de la madre, quien debe considerar en su dieta el aporte correcto de proteínas, calcio, fósforo y vitaminas. Este cuidado continuará después del nacimiento del bebé con tratamientos para fortalecer los dientes que se están formando. El mejor alimento es la leche materna. Al nacer los bebés no tienen microorganismos en la boca, los adquieren. Estos microorganismos forman la placa bacteriana.

Es muy importante que quienes estén en íntimo contacto con los recién nacidos, no tengan caries o enfermedades en las encías. Es por esto que la prevención y conciencia odontológica se debe comenzar con la madre embarazada; motivarla y educarla, en relación a su higiene bucal y la de su futuro hijo para evitar problemas posteriores y comunes como la caries dental, mordida abierta o mala posición de las piezas dentarias que son causadas por el mal empleo de chupones, biberones y otros.