No hay relación entre el autismo y el timerosal

Nota de Prensa

15 de julio de 2008 - 12:00 a. m.

Piura.- No existe evidencia científica que indique que el Timerosal que contienen algunas vacunas causen autismo o daños neurológicos en los niños o adultos, muy por el contrario las inmunizaciones son las intervenciones de mayor costo-beneficio en el mundo ya que han permitido erradicar diversas enfermedades.

Esa fue la conclusión a la que arribaron los médicos del Ministerio de Salud (MINSA) en el “Debate regional sobre la calidad y seguridad de las vacunas” que se desarrolló entre el MINSA y la Federación Médica de Piura y que contó con la presencia de representantes de la Sociedad Civil, Defensoría del Pueblo, medios de comunicación, universidades y población en general.

En el debate, el Dr. Herminio Hernández, presidente del Comité Revisor de Casos Supuestamente Atribuidos a la Vacunación, informó que en Inglaterra y Dinamarca, se procedió a suspender el uso de vacunas con timerosal y los casos de autismo no sólo continuaron apareciendo sino que aumentaron. En ese sentido, descartó que las vacunas sean la causa del autismo. Adelantó que este mal, según los últimos estudios, tendría sus orígenes en factores genéticos.

Por su parte, el Dr. Ciro García, director de Epidemiología de la Dirección Regional de Salud de Piura, señaló que las vacunas no exceden los niveles permitidos para el timerosal y otras sustancias, pues son pre-calificadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) antes de su adquisición y son distribuidas por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que a través del Fondo Rotatorio no sólo distribuye los biológicos (vacunas) al Perú sino a todos los países de las Américas.

En tanto, el director de Atención Integral de Salud del MINSA, Dr. Luís Miguel León, reflexionó sobre lo ilógico de pensar que estas organizaciones internacionales – OMS/OPS- provean a los países de las Américas vacunas que causen daño a los niños. “esa aseveración carece de sustento medico y científico”, sostuvo.

Indicó que en nuestro país ya se han eliminado varias enfermedades a raíz de las intervenciones de la vacunación. “Perú no tiene polio, ni sarampión y eso se lo debemos a las vacunas. Las aseveraciones que carecen de sustento científico, lo único que generan es desconfianza en la población, la que puede dejar de llevar a sus niños a vacunarse y por consiguiente exponerlos a padecer de enfermedades como la cirrosis y cáncer de hígado que causan muerte y discapacidad”, enfatizó.

No cuestionan campaña

En tanto, el presidente de la Federación Médica de Piura, Dr. Hernando Cevallos, dijo que “de ninguna manera se debe cuestionar la campaña de vacunación contra hepatitis B que va a beneficiar a un enorme cantidad de la población, en todo caso, nosotros plateamos que el MINSA avance en fortalecer sus vacunas a niveles existentes en Estados Unidos y otros países”.

En rueda de prensa, señaló que “no está demostrado que el presérvate que existe en la vacuna cause el daño que se dice –autismo y daños neurológicos- pues son dosis pequeñas. Además refirió que “no hay estudios concluyentes que señalen que el timerosal cause autismo y otros enfermedades, pero pidió igualar las vacunas a niveles de otros países”

Confusión en el análisis

De otro lado, el Dr. Herminio Hernández, explicó que existe una confusión en analizar el tema del timerosal en las vacunas. Dijo que los temores radican en que se está produciendo una asociación errada entre el mercurio como elemento puro (metil-mercurio) que es dañino para la salud, con el etil-mercurio que no causa daño, que es el que contienen en porciones mínimas las vacunas.

Explicó que el timerosal es un producto que evita la contaminación con bacterias u hongos en la vacuna cuya forma química es el etil-mercurio, pero que no tiene relación con acumulación dañina en el organismo humano ya que se elimina en un lapso de 4 a 6 días.