Expertos supervisan establecimientos de Diresa Junín

Nota de Prensa

15 de julio de 2008 - 12:00 a. m.

Un equipo de especialistas del Ministerio de Salud (MINSA) inició hoy la supervisión de los diversos establecimientos de salud de la Dirección Regional de Salud (Diresa) de Junín con el fin de verificar la correcta atención que brinda el personal de salud frente a los casos de Infecciones Respiratorias Agudas (IRAs) y principalmente las neumonías.

Este grupo también verificará el stock de medicamentos contra estos males que afectan con mayor frecuencia a los menores de cinco años. Además, de inspeccionar si las personas afiliadas al Seguro Integral de Salud reciben una atención adecuada.

Este equipo está dirigido por un miembro de la Oficina General de Defensa Nacional y cuenta con la participación de los integrantes de las Direcciones Generales de Epidemiología, Promoción de la Salud, Salud de Personas, Medicamentos, Insumos y Drogas, de la Oficina de Comunicaciones y del Seguro Integral de Salud.

Además de la supervisión también darán asistencia técnica a esta Dirección Regional y a sus establecimientos de salud. Estas acciones forman parte del Plan Nacional de Contingencia “Temporada de Frío 2008” que fue elaborado por el MINSA en coordinación con las Diresas.

Según la agenda, hoy sostendrán reuniones con el director general de la Diresa y directores ejecutivos. Además, evaluarán los avances del Plan Regional de Contingencia frente al frío y analizarán el cumplimiento de las responsabilidades.

Para mañana jueves se tiene programado supervisar la Microrred Jauja y los Centros de Salud San Lorenzo y Muqui, pues en estas zonas se ha identificado la mayor cantidad de fallecidos a causa de la neumonía.

Cabe indicar que la Diresa Junín cuenta con su Plan Regional de Contingencia el cual está siendo ejecutado por sus respectivas unidades. Entre las acciones que viene realizando está el envío de brigadas conformadas por médicos, enfermeras y técnicos a zonas dispersas para brindar atención integral a todos los miembros de la familia, pero preferentemente a los menores de cinco años.

Entre las acciones que realizan las brigadas se encuentra el asesoramiento familiar que permite enseñar a los padres de familia los síntomas de alarma y mejorar las viviendas que no deben tener corrientes de aire en su interior, ni humo de leña u otro combustible que pueda desencadenar afecciones al aparato respiratorio.