Acciones de salud permitieron que no se presente ninguna epidemia en zona afectada por terremoto

Nota de Prensa

13 de agosto de 2008 - 12:00 a. m.

A un año del terremoto ocurrido en el sur del país, no se registró ninguna epidemia ni brote de enfermedad alguna, gracias a las acciones de atención, control y prevención desarrolladas por el Ministerio de Salud (MINSA) en la región Ica y parte de Huancavelica.

Así, se implementó en la zona la Vigilancia Epidemiológica que permitió monitorear la situación de las principales enfermedades tanto en los albergues, viviendas y establecimientos de salud del MINSA y de EsSalud, para tal fin se movilizó a Ica y Pisco un grupo de epidemiólogos de la Dirección General de Epidemiología.

Este monitoreo fue acompañado por campañas de comunicación, información y educación comunitaria dirigidas a la población de los albergues, carpas y viviendas quienes recibieron información sobre la eliminación de residuos sólidos y excretas, así como del manejo del agua y su cloración, para lo cual se distribuyeron pastillas de cloración y bolsas para el recojo de la basura. Todo esto desarrollado por la Oficina General de Comunicación y la Dirección General de Promoción de la Salud que implementó el programa Familia y Vivienda Saludable.

Otra medida que evitó las epidemias fue la fumigación y desratización de las zonas con presencia de escombros, canales de regadío y acequias cercanas a las viviendas, acciones que fueron desarrolladas por la Dirección General de Salud Ambiental que instaló letrinas y baños químicos.

Asimismo, se vacunó a la población contra la fiebre tifoidea, tétanos, hepatitis A, fiebre amarilla y hepatitis B para protegerlos contra estas enfermedades de fácil contagio. A la vez que se reforzó la atención de salud en los puestos y centros de salud de la zona, la misma que fue complementada con médicos y hospitales de campaña de Cuba.

OPS reconoció labor

Cabe recordar que a pocas semanas de sucedido el hecho, el representante en el Perú de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Dr. Manuel Peña, expresó su reconocimiento al presidente de la República, Alan García Pérez, por la no ocurrencia hasta el momento de alguna epidemia que ponga en riesgo la salud de los pobladores que residen en la zona afectada por el terremoto.

Mediante una misiva enviada al mandatario, el Dr. Peña, sostiene que esta situación de control epidemiológico “constituye para su organización un excelente indicador de la calidad de respuesta al desastre”.

Agregó que esto se debe fundamentalmente a la “efectiva, oportuna e inmediata reacción de los organismos e instituciones del Estado, como el Ministerio de Salud (MINSA) y de la Sociedad Civil, al uso eficiente y oportuno de la cooperación internacional y a su liderazgo y conducción de todo el proceso de respuesta”.