Garrido-Lecca: terremoto desnudó necesidades preexistentes en zonas del sur

Nota de Prensa

15 de agosto de 2008 - 12:00 a. m.

El ministro de Salud, Hernán Garrido-Lecca, señaló hoy que el terremoto ocurrido hace un año en el sur del país desnudó las necesidades preexistentes en las zonas devastadas, como el colapso de las redes de agua y desagüe, la precariedad de algunas iglesias y el deterioro de los servicios de salud, lo cual es una realidad que existe en el resto del país y que no sólo le compete resolver al Gobierno sino a todos.

El titular del Ministerio de Salud (MINSA) destacó que el Gobierno está trabajando para conseguir cosas mejores y pidió a la población un poco de paciencia pues las obras grandes como la construcción de los hospitales demandan de un tiempo determinado tal como sucede en cualquier parte del mundo.

En ese sentido, adelantó que en Ica, por ejemplo, se contará con uno de los mejores hospitales del país, pues se está invirtiendo 118 millones de soles en el nuevo Hospital Regional y otros 51 millones de soles en el hospital “Santa María del Socorro”, los cuales ya presentaban muchos problemas antes del sismo.

Detalló que el Hospital Regional de Ica prácticamente quedó destruido y que se tiene que demoler dos pabellones. Sin embargo, refirió que este nosocomio ya viene siendo equipado.

De otro lado, Garrido-Lecca explicó que se han rehabilitado 41 establecimientos de salud los cuales ya están operando en la región del sur y se está trabajando en 16 establecimientos de salud de las provincias de Lima, Ica y Huaytará (Huancavelica), e indicó que se está trabajando en la viabilidad de un nuevo hospital para Cañete, que se sumará al ya reconstruido centro de salud.

Ley del Servicio Civil

El ministro Hernán Garrido-Lecca expresó que comprende la frustración de los damnificados y consideró que muchas de las demandas responden a la gran expectativa del pueblo de que el Gobierno resuelva sus necesidades, pero consideró que se han creado expectativas que muchas veces sobre pasa las capacidades reales.

En su opinión, la lentitud que se atribuye en la reconstrucción podrá resolverse con la Ley del Servicio Civil que promulgará el ejecutivo, en la cual se contempla sancionar a los funcionarios que trabajan mal y no hacen nada, así como se premiará a quienes hacen bien las cosas.

Recordó que nunca antes un Gobierno apoyó a las familias damnificadas de un desastre natural con una reconstrucción, un bono individual y otras acciones, al igual que los alcaldes de las zonas devastadas.