Falta de ventilación en buses predispone el contagio de infecciones respiratorias

Nota de Prensa

19 de agosto de 2008 - 12:00 a. m.

La falta de ventilación en los buses de transporte público es uno de los factores que predispone el contagio de las Infecciones Respiratorias Agudas (IRA) pues esta enfermedad que es mayormente viral puede transmitirse a través de la tos, estornudos y conversación, principalmente, en lugares cerrados y con aglomeración de personas como los omnibuses.

Así lo advirtió el Dr. Ildauro Aguirre Sosa, neumólogo del Hospital Nacional Docente Madre Niño “San Bartolomé”, quien señaló que muchas personas tienen el mal hábito de cerrar las ventanas de los buses por el frío que sienten, sin embargo señaló que este hacinamiento posibilita el contagio de la enfermedad, que es mucho mayor entre los niños.

Al respecto aconsejó a las personas que se transportan en bus abrir las ventanas para que haya una mejor circulación del aire y de esta forma evitar las infecciones respiratorias que entre los niños perjudica su crecimiento y desarrollo; y en los adultos afecta su productividad en su centro de trabajo.

Asimismo, dijo que otra de las formas de contagio de los resfríos es la inadecuada exposición de los papeles higiénicos que se usan después de estornudar o toser. Señaló que escupir en el suelo también es fuente de contagio, así como la exposición al aire acondicionado.

El neumólogo indicó que las medidas básicas para evitar el contagio de la gripe están relacionadas con la higiene. Consejos prácticos como poner el papel usado al estornudar en el tacho de basura, no escupir en la vía pública y lavarse las manos con frecuencia reducen las posibilidades de contagio de las infecciones respiratorias.

Asimismo, dijo que un gran número de resfríos se evitarían si es que las personas no se exponen a cambios bruscos de temperatura.

El Dr. Ildauro Aguirre señaló que los niños y ancianos son los más susceptibles al contagio y por eso las personas resfriadas no deben estar en contacto con ellos. No se debe toser ni estornudar al costado o sobre ellos.

Enfatizó que cuando uno tiene un proceso de tipo infeccioso en los extremos de la vida debe acudir a un centro de salud para evitar cualquier riesgo eventual. Además, si una persona en edades intermedias tiene fiebre importante también debe acudir al establecimiento para ser atendido por un médico.

También aconsejó consumir agua en grandes cantidades o líquidos tibios, alimentarse con frutas y verduras.