Acciones frente al control del tabaco deben ser regionales

Nota de Prensa

9 de setiembre de 2008 - 12:00 a. m.

El ministro de Salud, Hernán Garrido-Lecca, propuso hoy que las medidas para el control del tabaco sean conjuntas e impliquen acciones regionales por parte de los países latinoamericanos, al indicar que el tabaquismo es una amenaza contra la salud pública en todo el mundo que cada año ocasiona la muerte de miles de personas.

En el Taller Regional de Implementación del Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el Control del Tabaco, Garrido-Lecca también planteó elevar el impuesto al tabaco de manera conjunta con otros países de la región, para así reducir el consumo en la población y evitar el contrabando.

“De nada serviría que sólo un país decida subir el impuesto al tabaco porque ello ocasionará el ingreso de contrabando proveniente de países vecinos. Esta medida debe adoptarse, al menos, con un alcance regional”, manifestó.

El titular del sector informó que más de cien millones de personas murieron en el último siglo como consecuencia de enfermedades ligadas al tabaquismo, y se estima que al año 2020 morirán diez millones de personas más por esta causa.

Asimismo, llamó la atención de que este tema sea puesto en la agenda pública para buscar la participación y movilización de los sectores más pobres, por ser los más vulnerables a los efectos de fumar de manera permanente.

Garrido-Lecca detalló que recientemente en nuestro país el MINSA enfrentó serios problemas para aprobar el Reglamento de la Ley Antitabaco pues existen intereses económicos de por medio.

Taller para control del Tabaco

El representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en el Perú, Dr. Manuel Peña, indicó que este taller servirá para hacer el seguimiento de las acciones de los países en contra del tabaco y dijo que la disminución del tabaquismo no sólo es compromiso del Ministerio de Salud, sino de otros sectores como Economía y Finanzas, Educación y de la población en general.

Dijo además que esta es la enfermedad prevenible más importante del mundo y que si erradicamos el tabaco “vamos a salvar más de cinco millones de vidas”.

Cabe señalar que la cita reúne a los delegados de Bolivia, Brasil, Costa Rica, Colombia, Chile, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Uruguay y Venezuela.