Se priorizará mejora de nutrición y salud materna así como reducción de enfermedades

Nota de Prensa

26 de noviembre de 2008 - 12:00 a. m.

El presupuesto del sector Salud para el 2009 priorizará las acciones dirigidas a mejorar la salud materna y neonatal, así como la nutrición infantil, además de reducir las enfermedades transmisibles y no transmisibles, informó hoy el ministro de Salud, Óscar Ugarte Ubilluz, durante su presentación en el Congreso de la República.

Ante el pleno del Parlamento, el titular del Ministerio de Salud (Minsa) dijo que para el cumplimiento de estos cuatro grandes objetivos sanitarios su despacho ha definido una gran estrategia que es el Aseguramiento Universal la que guiará estos temas.

Sobre este punto, dijo que para el presupuesto del 2009 se está solicitando 159 millones de soles adicionales al presupuesto del Seguro Integral de Salud (SIS) para que se inicie el Aseguramiento Universal en Apurimac, Ayacucho, Huancavelica y otras cuatro zonas de extrema pobreza de Lambayeque, La Libertad, San Martín y Piura. Esto dependerá de la aprobación del proyecto de ley del Aseguramiento que se encuentra en la Comisión de Salud.

Dio a conocer que para atender los cuatro objetivos sanitarios, y para otros conceptos, su sector requiere de un presupuesto de 5 mil 263 millones de nuevos soles que incluye 2 mil 678 millones para el propio Minsa, 643 millones para los Organismos Públicos Descentralizados (OPD) y 1862 millones para los gobiernos regionales a través de sus Direcciones Regionales de Salud.

Objetivos sanitarios 2009

El titular del Minsa detalló que para las acciones destinadas a reducir la mortalidad materna se buscará el incremento del parto institucional especialmente en las zonas rurales, a lo que se sumará el fortalecimiento de la maternidad saludable a través de los municipios y comunidades saludables. Todo esto estará acompañado del acceso a la planificación familiar, el impulso de la adecuación cultural de los servicios de salud, especialmente en parto vertical y el incremento de casas de espera.

Sobre la reducción de la desnutrición crónica en menores de cinco años, sostuvo que se definieron seis grandes orientaciones que incluyen el fortalecimiento del crecimiento y desarrollo, prevención y tratamiento de las enfermedades diarreicas e infecciones respiratorias, incremento de las inmunizaciones, promoción lactancia materna, fortalecimiento de la nutrición infantil y la promoción de prácticas saludables.

En tanto, que para las enfermedades transmisibles, las líneas de trabajo buscarán reducir la TBC, la malaria, dengue y otras transmitidas por vectores y la reducción de los casos de VIH/Sida. Mientras que para las enfermedades crónicas degenerativas las estrategias están encaminadas a disminuir la morbi-mortalidad de la diabetes, ceguera por catarata y mejorar la salud bucal y la salud mental de la población.