Hospital Hipólito Unanue realizará evaluaciones para operaciones gratuitas de labio leporino

Nota de Prensa

2 de diciembre de 2008 - 12:00 a. m.

Los niños y jóvenes menores de 18 años que padecen de malformaciones congénitas denominadas comúnmente como labio leporino y paladar hendido, se podrán beneficiar con cirugías gratuitas en el Hospital Nacional Hipólito Unanue de El Agustino, gracias a la Misión Local Nº 25 de Operación Sonrisa.

Las evaluaciones médicas se realizarán este miércoles 03 de diciembre desde las 09:00 horas hasta las 14:00 horas y para ello los pacientes deberán presentarse con su madre, padre o tutor legalmente acreditado.

Para mayor información pueden comunicarse a los teléfonos: 445-9595, 99755-7581 ó a la página web www.operacionsonrisa.org.pe

La realización de esta misión contará con la participación de médicos peruanos y extranjeros que trabajan de manera voluntaria en esta labor social, por su parte el Hospital Hipólito Unanue proporcionará sus salas de operaciones, ambientes de hospitalización, parte de los insumos, alimentación y ropa de cama, así como el personal médico y profesionales de la salud para las evaluaciones, intervenciones quirúrgicas y cuidados post-operatorios.

Operación Sonrisa Perú busca ayudar a los niños y jóvenes de escasos recursos económicos con problemas de labio leporino y/o paladar hendido, para superar esta deformación y permitirles un crecimiento y desarrollo adecuado dentro de la sociedad. Estas anomalías pueden causar dificultades alimentarias, problemas con el desarrollo del lenguaje e infecciones del oído.

En el Perú el labio leporino y el paladar hendido tienen una incidencia es de uno por 600 recién nacidos, llegando presentarse cerca de 2500 casos anuales. El 25% de estos niños padecen de paladar hendido, 25% de labio leporino y el 50% de ambos.

Se trata de patologías más comunes en los niños que en las niñas, y que ocurren con más frecuencia en los países en vías de desarrollo como es el caso del Perú.

Sólo un 30% de estos casos se debe a factores hereditarios, mientras que en los denominados factores ambientales figuran algunos fármacos, productos químicos, plomo y deficiencia de vitaminas.