Salud redoblará lucha contra la mortalidad neonatal

Nota de Prensa

9 de diciembre de 2008 - 12:00 a. m.

Con el objetivo de continuar reduciendo el índice de mortalidad infantil, con prioridad en bebes menores de 28 días de nacido, el Ministerio de Salud (Minsa) presentó hoy un conjunto de paquetes de intervenciones que establecen buenas prácticas de atención de la madre, recién nacido y el niño.

Sobre el tema, el ministro de Salud, Óscar Ugarte Ubilluz, señaló que estas intervenciones están dirigidas a la atención en la etapa prenatal, parto, post parto, así como en la familia y comunidad, con recomendaciones sencillas de aplicar tanto por el personal de salud, así como por la propia población.

Dijo que el Perú ya cumplió las meta de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de reducir la mortalidad infantil en un tercio, pues en 1990 morían en el país 57 por cada mil nacidos vivos y en la actualidad estamos en 21 por mil nacidos vivos, sin embargo precisó que el problema es la existencia de brechas que esconden ese promedio nacional, como lo que sucede en las zonas rurales donde vive la población más pobre.

Por ello indicó que en las zonas rurales y dispersas de Huancavelica, Ayacucho, Apurimac, Cajamarca, Cusco y Puno, entre otras regiones, se redoblarán las acciones de salud con miras a proteger la vida de los pobladores.

Señaló que el objetivo es regular y orientar las acciones que garanticen un correcto cuidado a la salud de los niños desde el periodo prenatal, el momento del nacimiento así como en el periodo neonatal, teniendo en cuenta el establecimiento de salud, la participación de la familia y la comunidad.

Añadió que todo esto tendrá mayor respaldo con la próxima puesta en marcha del Aseguramiento Universal que garantizará el acceso de toda la población a los servicios de salud y que iniciará precisamente en las zonas de extrema pobreza de nuestro país.

Inversión en capital humano

En este marco, el titular del Minsa resaltó el esfuerzo del Gobierno por poner al alcance de toda la población una cantidad de recursos importantísimos para afrontar la crisis internacional y las consecuencias que pudiera tener en la salud y condiciones de vida del pueblo.

En el evento organizado por la Dirección General de Salud de las Personas, el ministro sostuvo que esta inversión no sólo será en infraestructura sino también en capital humano que es factor fundamental para el desarrollo de cualquier esfuerzo de crecimiento.

“Gran parte de lo anunciado en el Plan Anticrisis del 2009, está orientado a mejorar las condiciones de vida de la población, es decir nutrición, salud, educación incluyendo también inversión en mejoramiento de infraestructura en salud del primer nivel” manifestó el ministro.

Consenso en normas

Por su parte, el director de Salud de las Personas del Minsa, Dr. Edward Cruz, refirió que estas iniciativas son la culminación de múltiples reuniones entre el Minsa, sociedades científicas, colegios profesionales, la cooperación internacional, sociedad civil, personal de salud y todos los involucrados en el tema, por lo que auguró una buena aplicación de estas normas en beneficio de la salud de los infantes del país.

Asimismo, explicó que la mortalidad neonatal representa el 62 por ciento de las causas de muerte infantil de niños y niñas menores de un año. Es decir, 7 800 niños fallecen por año, en el primer mes de vida. El 65% de estas muertes ocurren en la primera semana de vida.

Añadió que el 50% de estas muertes se produce en zonas rurales, la mayor parte de ellas se registra en los domicilios, entre otras razones por el limitado acceso a los servicios de salud.

A la presentación del paquete de intervenciones asistió el presidente de la Comisión de Salud del Congreso, Luis Wilson; el representante de UNICEF en el Perú, Guido Cornale, así como representantes de PRISMA, CARE, direcciones regionales de salud, gobiernos regionales, sociedad civil, entre otros.