Minsa lanzará plan nacional de contingencia

Nota de Prensa

3 de enero de 2009 - 12:00 a. m.

En vista que la temporada de lluvias en regiones se extenderá hasta mayo del 2009, el Ministerio de Salud (Minsa) lanzará en los primeros días de enero, el plan nacional de contingencia aprobado en el marco de las competencias transferidas por las Direcciones Regionales de Salud, para proteger la salud de los peruanos ante las manifestaciones adversas que esta temporada implica.

Según indicó el doctor Victor Choquehuanca Vilca, director general de la Oficina General de Defensa Nacional del Minsa (OGDN), se han establecido mecanismos como campañas de prevención de daños a la salud dirigidas a la población más expuesta y el reforzamiento de la capacidad de respuesta de los establecimientos de salud.

De esta manera se garantiza la disponibilidad de medicamentos a través del Sistema Integrado de Suministro de Medicamentos e Insumos Médicos Quirúrgicos (SISMED), la implementación de los mecanismos de la alerta inmediata y de respuesta, que incluyen el apoyo a nivel nacional, si la situación lo amerita.

A la fecha, el Minsa mantiene activado su Centro de Operaciones de Emergencia (COE) que, ante el inmediato conocimiento de cualquier evento, pone en marcha los dispositivos conducentes a lograr la atención y control de los daños a la salud que se hayan producido, involucrando a los servicios locales y a las Direcciones Regionales de Salud.

Recomendaciones:

El doctor Choquehuanca Vilca exhortó a la población peruana tomar las medidas pertinentes para velar por su propia seguridad, para lo cual recomendó:

• No exponerse innecesariamente a la lluvia, especialmente en localidades de bajas temperaturas.

• Mantenerse alejado de las zonas de huaycos, deslizamientos e inundaciones. Las comunidades con amenaza de estos eventos deben implementar mecanismos de alarma y evacuación inmediata.

• Consumir agua segura. Mantener reservorios en zonas confiables, solicitando asistencia técnica al personal local de salud para el tratamiento del agua.

• Consumir alimentos en buen estado y con óptimas condiciones higiénicas en su preparación.

• En localidades con presencia de enfermedades transmitidas por vectores, mantener debidamente cerrados los reservorios de agua, y eliminar todo depósito innecesario (llantas viejas, latas, floreros, etc.) con el fin de evitar la incubación de larvas.

• Conducir con máxima precaución sobre pistas y carreteras mojadas, más aún si estas están en mal estado y son zonas de huaycos o deslizamientos.