Minsa aplica norma nacional de control de infecciones intrahospitalarias

Nota de Prensa

9 de febrero de 2009 - 12:00 a. m.

El Dr. Victor Correa Tineo, Director Ejecutivo de Servicios de Salud del Ministerio de Salud (Minsa) informó que en los hospitales del sector se viene aplicando desde el 2004 la Norma Técnica de Prevención, y Control de las Infecciones Intrahospitalarias y desde el 2008 la Guía Técnica para la Evaluación interna de la Vigilancia, Prevención y Control de las mismas, a través de las cuales se busca fortalecer las áreas críticas de los nosocomios.

Señaló que las medidas de bioseguridad aplicadas en las áreas críticas de los hospitales del Minsa (Unidad de Cuidados Intensivos, sala de cirugía, Emergencia, etc.) minimizan procesos adversos como los brotes de infecciones intrahospitalarias.

En relación a los decesos ocurridos en el Hospital de Emergencia José Casimiro Ulloa, el funcionario señaló que se trata de casos aislados de pacientes que llegaron en estado muy grave de salud y que las bacterias (Pseudomona Aeruginosa y Klebsiella) que afectaron a las señoras Doris Mallqui y Esther Venegas no fueron encontradas en el organismo de otros cuatro pacientes que compartieron internamiento en la misma Unidad de Cuidados Intensivos.

Tras recorrer la UCI del Hospital Casimiro, Correa Tineo, explicó que en este nosocomio, al igual que otros establecimientos del Minsa, se da prioridad al control de infecciones intrahospitalrias y es por eso que la Norma Nacional contempla inspecciones mensuales, vigilancia activa, asistencia técnica oportuna, manejo de residuos sólidos, agua, vectores y alimentos, así como la aplicación de sistemas de calidad en los laboratorios a fin de reducir los riesgos.

También se ha previsto, en los establecimientos que cuentan con farmacias, desarrollar acciones en el uso racional de medicamentos.

Por su parte el director del Hospital Casimiro Ulloa, lamentó que se esté creando zozobra entre la población y descartó algún brote infeccioso en la UCI, área donde semanalmente se atienden un promedio de 25 pacientes semanales.

Detalló que en el caso de Mallqui su muerte fue por infección adquirida fuera del hospital y la bacteria Pseudomona Aeruginosa contaminó los tejidos necrosados, que no se pudo extirpar debido a la negativa de los parientes a que se le amputara las extremidades del cuerpo, que ya se encontraban en mal estado.

En el caso de la señora Venegas, la paciente murió a causa de la Klebsiella, que se produjo por una Apendicitis Aguda complicada que empeoró luego de una segunda operación a consecuencia de la grave peritonitis con la que llegó al nosocomio.