Gestantes y víctimas de accidentes son los principales afectados por falta de donantes de sangre

Nota de Prensa

14 de febrero de 2009 - 12:00 a. m.

En el Perú, los principales afectados por la falta de unidades de sangre, son las mujeres con complicaciones en el embarazo y las victimas de traumatismos, en especial los generados por accidentes de tránsito, así lo informó el jefe del Programa Nacional de Hemoterapia y Bancos de Sangre (Pronahebas) del Ministerio de Salud (Minsa), Dr. Norberto Quezada, quien exhortó a la población a donar sangre voluntariamente en los establecimientos de salud.

Dijo que las familias de estos pacientes tienen que hacer múltiples gestiones para poder conseguir donantes y así salvar la vida de su ser querido, hecho que pudiera revertirse si esas mismas personas que acuden a donar cuando se ve afectada la vida de un familiar donarán sangre regularmente. Recordó que la sangre no se vende ni comercializa.

Por ello, sostuvo que la población debe donar sangre regularmente ya que garantiza el abastecimiento de las unidades, así como el contar con sangre segura ya que los que asisten a donar sangre voluntariamente y constantemente lo hacen al saber que son sanos y por una acción altruista.

El jefe del Pronahebas, dio a conocer que mientras países como Colombia, Ecuador, Bolivia, Chile y Uruguay, cuentan con Hemocentros, el Perú tiene el récord de donación voluntaria de sangre más baja en Sudamérica, pues en la actualidad solo el 5% de unidades de sangre proviene de la donación voluntaria.

Es por ello que para mejorar esta situación, anunció que el Minsa se ha propuesto la meta de aumentar la donación altruista y voluntaria hasta en un 20% en un período de 5 años, del 2009 al 2013, a través del fortalecimiento del Sistema Nacional de Sangre de Perú.

Un donante salva tres vidas

Tomando en cuenta que las emergencias ocurren a cada minuto, si una persona no accede a una transfusión de sangre, puede morir. Si en cambio dona una unidad de sangre puede salvar tres vidas.

Sin embargo, hay ciertos requisitos que debemos tener para poder ser donantes y ayudar a salvar la vida de alguien que quizás la persona no conozcas o que puede ser un familiar cercano.

- Tener entre 18 y 55 años, pesar 55 kilos (mínimo) y gozar de buena salud.

- Tener una frecuencia de donación con un intervalo mínimo de 3 meses entre cada donación.

- No tener una vida promiscua (por el bien de la salud del paciente)

- No sufrir de diabetes ni tener hepatitis.

Otras de las razones que existen para no estar apto de salvar una vida mediante la donación, es tener algún tatuaje o perforaciones en el cuerpo.

Mediante este gesto altruista se puede beneficiar a mujeres gestantes con complicaciones durante el parto, personas quemadas, pacientes con cáncer, hemofílcos, entre otros.