Francia donó una ambulancia para atención de población de Huaycán

Nota de Prensa

17 de febrero de 2009 - 12:00 a. m.

Un total de 18 mil personas del asentamiento humano Huaycan se beneficiarán con la donación de una ambulancia totalmente equipada, a favor de la ONG Samu Social Perú, institución que labora coordinadamente con el Ministerio de Salud (Minsa), atendiendo casos de violencia familiar, exclusión social, maltrato y abuso físico y mental.

Así lo informó el viceministro de Salud, Melitón Arce Rodríguez, quien agradeció al Gobierno de Francia por esta donación, equivalente a 50 mil euros, que facilitará la atención de personas en su mayoría pobres y de extrema pobreza.

Precisó que el Minsa y la mencionada institución atienden mensualmente a 600 personas que son víctimas de violencia familiar y exclusión social. “Esta es una acción estratégica entre el Estado y una importante institución de la Comunidad Europea con sede en Francia como es Samu Social. Ellos vienen sosteniendo una importante serie de actividades. Como saben nuestro país tiene por distintas razones exclusión social y esto es materia de preocupación del Estado”, manifestó.

Cabe precisar que la donación se realizó en cumplimiento con el ofrecimiento del primer ministro de Francia, Francois Fillon, quien al visitar Lima durante la Cumbre de América Latina, el Caribe y la Unión Europea (ALC-UE) conoció el trabajo que se realiza en Huaycán.

El embajador de Francia en el Perú, Cécile Pozzo di Borgo, entregó la donación a nombre de su país al presidente fundador del Samu Social Internacional, Xavier Emmanuelli. La actividad también contó con la presencia de representantes del Ministerio de la Mujer y la Municipalidad de Ate Vitarte.

Samu Social Perú

Esta ONG de origen francés brinda, desde el año 2004, apoyo médico y psicosocial sobre todo a mujeres y niños, y cuenta con dos ambulancias y un centro de alojamiento provisorio. Para cumplir con sus tareas, ha suscrito convenios con el Minsa, Inabif, la municipalidad de Ate-Vitarte, y ha contado con el apoyo de varios socios como la Comisión Europea y el Fondo de Contravalor Francia –Perú.