Mal uso de las mochilas puede causar malformaciones en los escolares

Nota de Prensa

26 de febrero de 2009 - 12:00 a. m.

El exceso del peso que cargan en sus mochilas los niños cuando van al colegio, puede causarles serios malestares incluso contracturas musculares o malformaciones, advirtió el Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) del Ministerio de Salud (Minsa), institución que atiende cerca de 500 de estos casos por mala postura en niños y adolescentes mensualmente.

Sobre el tema, la Dra. María Méndez Campos, sub directora del INR, sostuvo que el peso de la mochila no debe exceder el 10 por ciento del peso del niño, es decir si el niño pesa 30 kilos la mochila no debe llegar a los tres kilos.

Según la especialista la manera de llevar la mochila también es un factor determinante para presentar dolencias. “Los padres deben poner especial atención en la forma en que los niños cargan las mochilas, como por ejemplo deben utilizar los dos tirantes y nunca llevarla en un solo hombro pues esto puede causar problemas musculares, además de cambiar la curvatura de la columna vertebral” refirió.

Méndez Campos también señaló que al momento de comprar la mochila es recomendable que estas tengan la parte de atrás acolchonada, al igual que los tirantes, y que estos sean anchos. Los tirantes angostos o delgados suelen lastimar los hombros y limitar la circulación de la sangre.

Explicó que el objetivo es que la parte de atrás acojinada proteja al niño de los bordes de objetos dentro de la mochila y aumente su comodidad al cargarla y no logre dañar su columna.

Mala postura

La mala postura se mantiene por largos periodos de tiempo generándose una contractura muscular que al producir un trauma en los músculos no permite volver a una postura normal. Para reconocer un problema de mala postura se pueden observar en la alineación de las partes del cuerpo, es decir, la cabeza debe estar al nivel de los hombros y el pecho también.

En el caso de observar a los niños medios encorvados la mayor parte del tiempo o no pueden corregir la postura, se debe buscar atención médica especializada para que mediante las terapias se pueda corregir a tiempo las malas posturas y eventuales dolencias en el cuerpo.

La buena manera de llevar mochila también implica aprovechar todos los compartimentos de la mochila de manera organizada. Empacar los artículos más pesados para que queden cerca de la parte media de la espalda. Asimismo se debe alzar la mochila correctamente, por ejemplo se deben doblar las rodillas y levantar la mochila con ambas manos para llevársela a los hombros.

Las mochilas con ruedas es útil para los estudiantes que tengan que cargar muchos libros, sin embargo se debe intercalar el uso de sus brazos al jalarla para un mejor balance del trabajo entre los músculos.