Automedicación en infecciones urinarias puede causar serios problemas renales

Nota de Prensa

1 de marzo de 2009 - 12:00 a. m.

Los antibióticos son medicamentos de gran valor sanitario para el tratamiento de enfermedades infecciosas causadas por bacterias, pero su uso inadecuado como es la automedicación está ocasionando resistencia bacteriana, es decir, que el tratamiento con medicamentos habitualmente empleados, se hace muy difícil.

“Es frecuente la automedicación en el caso de las infecciones urinarias a fin de tratar de solucionar el problema, sin considerar que esta patología requiere de la intervención de un especialista. Se hace cada vez más difícil el tratamiento de infecciones urinarias mal curadas y recurrentes, y consecuentemente ocasiona la presencia de serios problemas renales”, advirtió la Dra. Susana Vásquez, jefe del equipo de Uso Racional de Medicamentos, de la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid) del Ministerio de Salud.

Explicó que la resistencia microbiana disminuye la eficacia de los antibióticos, y al perder su efecto terapéutico, una enfermedad puede agudizarse y no responder a los tratamientos establecidos, lo que lleva a la necesidad de recurrir a una terapia alternativa que generalmente incluye medicamentos de segunda o tercera línea, con un incremento significativo de los costos.

También dijo que son pocos los estudios en nuestro país que muestran la irracionalidad en el uso de estos fármacos por automedicación; pero una investigación realizada por Digemid en el 2005, evidenció la disponibilidad de éstos sin receta médica en el 85% de los establecimientos del sector privado y 60% del sector público.

Un estudio realizado en farmacias a nivel nacional en el 2007 comprobó que de un total de 3.173 personas entrevistadas, el 63% compraron antibióticos, de las cuales el 42% lo hizo sin prescripción médica. Otro estudio sobre los factores que determinan el uso de antibióticos en el Callao mostró que es una práctica común (49.6%) acudir a una farmacia a comprar un antibiótico sin receta médica.

La especialista sostuvo que la población en general debe tener la capacidad y el conocimiento necesarios para prevenir las infecciones y reducir la transmisión de las enfermedades infecciosas, por medio de medidas sencillas, eficaces y de bajo costo, como por ejemplo:

- El lavado de manos;

- utilización de fuentes y contenedores de agua salubre;

- hervido de agua;

- Uso de mosquiteros para la prevención de paludismo;

- Uso de preservativos para evitar las infecciones de transmisión sexual;

- Vacunación en la infancia para el control de ciertas enfermedades infecciosas.

Se recomienda además:

- Frente a una dolencia o enfermedad, acudir a un establecimiento de salud

- Cuando un profesional de salud autorizado recete un tratamiento con antibióticos, es importante seguir sus indicaciones.

- Los antibióticos deben utilizarse con receta médica, el no hacerlo puede poner en riesgo la salud y la vida de las personas, un mayor riesgo se presenta en los niños y ancianos.