Minsa destina s/ 7 millones a prevención de rabia urbana

Nota de Prensa

7 de marzo de 2009 - 12:00 a. m.

El Ministerio de Salud (Minsa) destinó un presupuesto de siete millones de nuevos soles para realizar campañas de vacunación antirrábica canina gratuita (VAN CAN) a nivel nacional durante el 2009. Ello con el objetivo de proteger a la población de la rabia urbana.

Al respecto, la Dra. Micaela Talavera, jefa del área de Zoonosis de la Dirección General de Salud Ambiental (Digesa) informó que en el año 2008, de acuerdo al presupuesto aprobado y a la disponibilidad de las vacunas, se tuvo que focalizar y priorizar la vacunación antirrábica canina en las áreas de mayor riesgo, para lo cual se vacunó a un millón 169 mil 673 canes, alcanzando una cobertura de 91,98 %, con lo que se protegió a más de siete millones de habitantes. Sin embargo, recalcó que este año la campaña será a nivel nacional esperando obtener mayores logros.

Casos registrados

Cabe resaltar que en los últimos años las cifras de casos de rabia en humanos y en canes ha disminuido progresivamente debido a que se han realizado acciones de prevención y control como vacunación antirrábica canina, tenencia responsable de animales de compañía, y la atención oportuna de las personas expuestas al virus rábico, entre otras.

Respecto al tema, el Dr. Jorge Gómez, Coordinador de Enfermedades Zoonoticas de la Dirección General de Epidemiología, informó que el foco mayor de rabia urbana, es decir aquella que tiene como agente trasmisor al perro, se encuentra focalizado en el departamento de Puno, en la frontera con Bolivia.

El funcionario explicó que en el 2008 se registraron siete casos de rabia en dicho departamento, mientras que este año aún no hay ningún caso detectado.

Rabia silvestre

En cuanto a la rabia silvestre, aquella que es trasmita por murciélagos, indicó que en el periodo de 1978 a 1995 se registraron 171 víctimas, con un promedio de 10 fallecidos por brote. Asimismo, señaló que el máximo número de fallecidos por brote fue de 29 registrado en 1990 en la región de Amazonas.

Respecto al periodo de 1996 al 2007, Gonzáles informó que se dio 27 brotes con 89 casos y un promedio de 3 fallecidos por brote. Los últimos casos se presentaron entre diciembre del 2006 a febrero del 2007.

Jorge Gómez resaltó que la estrategia se basa en la detección, la notificación y en la capacidad de respuesta inmediata y adecuada. Indicó que a partir de 1995 se dio inició al proceso de fortalecimiento de vigilancia y control.

Cabe indicar que en el 2007 se dictó 3 talleres de capacitación en las regiones más afectadas por la rabia silvestre, siendo Puno, Madre de Dios y Andahuaylas. Mientras que en el 2008se dictó un taller en Condorcanqui.