Intoxicaciones, quemaduras y picaduras son principales emergencias de viajeros

Nota de Prensa

8 de abril de 2009 - 12:00 a. m.

Faltan sólo pocos días para el feriado largo, y miles de jóvenes y adultos se disponen a realizar un viaje dentro o fuera de Lima. Y es que el camping en playas o excursiones a zonas campestres se proyectan como las actividades de entretenimiento con mayor demanda, por su bajo costo. Por ello, especialistas en Salud Pública del Ministerio de Salud (Minsa) advierten sobre las precauciones que debe tomar en cuenta el viajero para proteger su salud, la de su familia y acompañantes.

Ubicación

Se recomienda acampar en áreas planas o elevadas, más no debajo de árboles o muy cerca de vegetación o malezas, laderas de cerros o cerca del mar, cursos de ríos o quebradas. Hay que revisar siempre los alrededores para evitar riesgos de ser afectados por animales ponzoñosos (arañas y serpientes).

Para quienes acudan a las playas del norte o sur del país, se les recomienda acampar en zonas en las que no haya cuevas pues éstas son refugio de murciélagos, los cuales pueden atacar si se sienten invadidos. Es importante no exponerse, ni dormir a la intemperie o en lugares desconocidos.

Además, es necesario iluminar las carpas para evitar la presencia de estos animales. No se debe acercar, tocar ni intentar capturar a los murciélagos, pues estos mamíferos muerden como mecanismo de defensa y pueden transmitir la rabia.

Si acampa en zonas de vegetación también es aconsejable usar carpa y mosquitero para evitar picaduras de mosquitos y zancudos, ya que de acuerdo a la zona del país pueden ocasionar daños a la piel, así como transmitir enfermedades como el dengue, malaria, fiebre amarilla, entre otras.

Intoxicaciones

En los campamentos también suelen presentarse con frecuencia las infecciones estomacales o intoxicaciones. Para evitar estos problemas, es necesario llevar agua envasada o clorada que sea segura y adecuada para el consumo humano.

Al llevar comida, es necesario que estos alimentos no sean perecibles, como galletas, conservas de pescado u otros, verificando el registro sanitario otorgado por la Dirección General de Salud Ambiental (Digesa) y la fecha de vencimiento.

Se debe utilizar cajas térmicas en el caso de llevar quesos y embutidos envasados, al igual que las frutas y verduras bien lavadas Es preferible no llevar alimentos preparados y menos comidas que contengan leche o grasas, puesto que el aumento de la temperatura facilita su descomposición. Igualmente, es recomendable no ingresar al mar o a las piscinas después de ingerir alimentos o bebidas alcohólicas.

Quemaduras

Si los viajeros deciden acampar o pasear por zonas con altas temperaturas, lo aconsejable es no exponerse mucho tiempo al sol o a las corrientes de aire, puesto que las personas pueden presentar insolación o resfríos.

Es preferible el uso de protectores para la piel no sólo frente a los rayos solares, sino también en lugares donde hace frío y contra los mosquitos, preferentemente prescritos por un dermatólogo.

Los niños, especialmente los menores de dos años, no deben ser expuestos al sol, debido a que aún tienen una piel muy delicada y podrían sufrir quemaduras que pueden tener efectos graves.

A tomar en cuenta

• En caso que niños o adultos sufran quemaduras solares es preferible no tratarlas de manera casera sino acudir a un centro de salud. Del mismo modo, si se presentan ampollas, heridas pequeñas o huellas de sangre en cualquier parte del cuerpo, con áreas enrojecidas, fiebre o dolor, se debe consultar de inmediato con el especialista.

• Lo mismo si usted es víctima de una repentina fiebre, náuseas, vómitos, diarreas, dolor de cabeza, malestar general, tos, dificultad respiratoria y otros síntomas.

• Para la atención suficiente de estas y otras emergencias los establecimientos de salud del Minsa se encontrarán en Alerta Verde, con personal médico y técnico preparado. Asimismo, para consultas en salud puede comunicarse a la línea gratuita de Infosalud ( 0 800-108 28), que se encuentra operativa las 24 horas del día.