Minsa destina 3700 dosis más para vacunación antirrábica en Amazonas

Nota de Prensa

25 de abril de 2009 - 12:00 a. m.

El Ministerio de Salud (Minsa) informó que destinó 3700 dosis más de la vacuna antirrábica humana para completar la labor de vacunación de la población en riesgo que viene realizando la Dirección Regional de Salud (Diresa) Amazonas, en las comunidades nativas de la cuenca del Río Santiago.

Esto tras registrarse un caso de rabia humana trasmitida por murciélagos, procedente de la localidad de Kandugos del distrito del Río Santiago en la Provincia de Condorcanqui, departamento de Amazonas.

Al respecto, la Dra. Ana María Navarro Vela, coordinadora de la Estrategia Sanitaria Nacional de Zoonosis del Minsa, indicó que las unidades enviadas recientemente se suman a las 2890 dosis que anteriormente se había remitido a la Diresa Amazonas y que fueron destinadas por esta institución al lugar del brote.

La funcionaria consideró que el Minsa viene realizando una ardua labor en la sensibilización del tema en los nativos de esa zona. Sin embargo, indicó que para los pobladores es cotidiano sufrir de mordeduras de murciélagos por lo que no lo notifican a la posta o al centro de salud, lo cual resulta peligroso y hasta mortal.

Navarro indicó que si una persona es mordida por un murciélago con rabia y no inicia tratamiento antirrábico inmediato, luego de un promedio de 30 días de ocurrido el accidente puede mostrar síntomas de esta enfermedad como son: malestar general, insomnio, dolor de cabeza, fiebre, salivación abundante, contracciones musculares dolorosas ante la presencia de agua (hidrofobia) y de corrientes de aire (aerofobia) y parálisis. Cabe señalar que la duración de la enfermedad puede ser de 2 a 6 días.

Por ello recomendó que ante la mordedura de un murciélago o de cualquier animal se deba lavar inmediatamente la herida con abundante agua y jabón y acudir al establecimiento de salud más cercano.

Es importante mencionar que luego de iniciado los síntomas de rabia no hay tratamiento posible y sobreviene la muerte. Por ello la importancia de notificar la mordedura para recibir el tratamiento oportuno.