Al menos el 50% de niños y adolescentes obesos pueden convertirse en adultos con sobrepeso

Nota de Prensa

2 de mayo de 2009 - 12:00 a. m.

El Ministerio de Salud (Minsa), a través de la Estrategia Sanitaria Nacional de Daños No Transmisibles, advierte que aproximadamente el 50 por ciento de niños y adolescentes obesos tienen tendencia a convertirse en adultos con sobrepeso y pueden padecer diabetes y problemas al corazón, debido a la mala alimentación y falta de actividad física.

La Dra. Tania López, coordinadora de la mencionada estrategia, reveló que el 11 por ciento de menores peruanos entre los 6 a 10 años son obesos y cada vez más los niños que viven en las zonas urbanas del país exceden el peso estimado para su edad y talla, lo cual resulta preocupante más aún cuando hay una tendencia al aumento de los niveles de sobrepeso y obesidad.

Por su parte, la jefa del Servicio de Endocrinología del Instituto Nacional de Salud del Niño (antes Hospital del Niño), Dra. María Isabel Rojas, explicó que la pésima alimentación que tienen los niños y adolescentes, basada en grasas saturadas, carbohidratos y dulces, provocan el sobrepeso de los menores.

Tras comentar que de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a finales de la década de los años 90, el 30 por ciento de niños entre los 54 a 59 meses eran obesos, la especialista indicó que la falta de actividad física y la ingesta de comida “chatarra”, como bebidas gaseosas y golosinas, influyen en el sobrepeso de este grupo etario.

Para la especialista, la práctica excesiva de videojuegos es otro factor que influye en el sobrepeso. “Los niños ya no juegan en las calles. Ahora se quedan en su casa viendo televisión, usando la computadora y jugando videojuegos, lo que no les demanda ningún esfuerzo físico. (…) además, la modernidad ha afectado las viviendas y la educación, que no incluyen ni promueven espacios para que los menores realicen actividad física”, expresó.

Refirió que los padres de familia deben estar atentos a los factores que contribuyen con el desarrollo del sobrepeso. Entre ellos: el sedentarismo, los antecedentes familiares, la ingesta de comida rápida, la introducción de alimentos complementarios antes de los seis meses, el bajo peso en el nacimiento y la ausencia de la lactancia materna.

Cabe indicar que la obesidad es una de las principales causas de enfermedades como la diabetes y males cardíacos.

Dieta balanceada

A fin de mejorar la alimentación diaria de los niños y adolescentes, se recomienda que la dieta diaria incluya un 50% de carbohidratos, no más de 30% de grasas y 15% de proteínas. Además, se sugiere la ingesta de verduras y frutas.