Minsa lanzó programa de vigilancia de la calidad del aire

Nota de Prensa

5 de mayo de 2009 - 12:00 a. m.

A través de la telemetría la Dirección General de Salud Ambiental (DIGESA) obtiene datos en tiempo real sobre la calidad del aire que respiramos los limeños, así lo dio a conocer el ingeniero Javier Hernández Campanella, director general de la DIGESA en una significativa ceremonia realizada en el Ministerio de Salud.

Desde 1999 el Ministerio de Salud, realiza la vigilancia sanitaria de la calidad del aire de manera sostenida y permanente en las ciudades de Arequipa, Ilo, La Oroya, Lima y Callao. Igualmente se han realizado algunos estudios puntuales en las ciudades de Chimbote, Cerro de Pasco, Cusco, Trujillo y Chiclayo, algunos de ellos con la importante colaboración de la cooperación técnica y financiera internacional.

En este sentido, la DIGESA ha implementado el Programa de Vigilancia Sanitaria de la Calidad del Aire, que tiene por objetivo evaluar el estado de la calidad del aire, con el fin de cuantificar el riesgo a la salud y plantear medidas de solución pertinentes.

El programa consta, además, de un plan de trabajo con horizonte al 2011, en el cual se ha previsto la modernización de las estaciones de monitoreo con equipamiento automático y plataforma de información en tiempo real, es decir, se tendrá acceso a la información de la calidad del aire minuto a minuto, haciendo factible establecer tendencias y base de datos a través de gráficos sencillos de procesar.

El programa también tiene previsto la ampliación de la cobertura de las redes de vigilancia en cada una de las ciudades intervenidas, el incremento de redes permanentes en nuevas ciudades como Pucallpa, Chimbote, Cerro de Pasco y Callao, además de realizar estudios epidemiológicos.

Los contaminantes del aire (partículas en suspensión de dióxido de azufre, dióxido de nitrógeno, monóxido de carbono, sulfuro de hidrógeno, ozono, plomo) afectan principalmente el aparato respiratorio y en ocasiones provocan problemas cardiovasculares. Esto es sumamente importante teniendo en cuenta que el ser humano en situación de reposo inhala aproximadamente de 6,768 a 331,776 litros de aire por día.

En el caso de exposición prolongada al plomo los daños a la salud se manifiestan con la afectación de los riñones, daños neurológicos irreversibles, disminución de hemoglobina, entre otros.

Durante su presentación, el ingeniero Javier Hernández, realizó la lectura a través de una pantalla LCD de la información en tiempo real de material particulado menor a 10 micras, de la estación de monitoreo de Comas. Esta información permitirá establecer la relación causa-efecto en la salud de las personas, minimizar los riesgos y disminución de las prevalencias de infecciones respiratorias agudas, afecciones cardiovasculares y efectos a la piel, así como un ambiente más saludable y mejoramiento de la paz social.

A la ceremonia, asistieron la economista Ana María González del Valle, viceministra de Gestión Ambiental, del Ministerio del Ambiente; el señor Jon Bickel, presidente de Swiss Contact; el Mayor Wiar Gamarra, presidente ejecutivo del SENAMHI, entre otros funcionarios de entidades estatales.