Niña campeona de marinera inicia terapias en el Instituto Nacional de Rehabilitación

Nota de Prensa

6 de mayo de 2009 - 12:00 a. m.

La niña campeona de marinera, Claudia Donet Sánchez (7), quien reaccionó recientemente luego de permanecer en coma desde el 8 de febrero tras sufrir un accidente vehicular, inició hoy sus sesiones de terapia especializada en el Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) del Ministerio de Salud (Minsa).

Así lo confirmó la Dra. María Méndez, subdirectora del INR, quien refirió que esta mañana Claudia pasó por una cuidadosa evaluación con atención médica en el Departamento de Desarrollo Psicomotor y Psicología de la institución, comprobándose una notable mejoría.

La especialista explicó que la terapia recomendada para la menor duraría un año, y en una primera etapa necesitaría de 10 terapias físicas, aquellas que trabajan las funciones motoras; 10 terapias ocupacionales, es decir, se le enseñará a realizar actividades de la vida diaria como peinarse, atarse los zapatos, vestirse, entre otros. Estas sesiones se iniciarán el 13 de mayo.

A esto se sumará el apoyo sicológico para poder sobreponerse al trauma que le hubiera dejado el accidente, sesión que inició hoy. Posteriormente irá al departamento de nutrición y ortodoncia.

Dichas terapias guardan relación con el diagnóstico de Claudia, que sufre de trastorno neuromotor y trastorno neurológico, así como deficiencia de equilibrio, lo que, entre otras cosas, le impide mantenerse de pie sin ayuda y presentar deficiencias en su motricidad.

Sin embargo, según indicó la especialista, los especialistas del INR se están abocando a lograr la recuperación total de sus capacidades y su inclusión social. Para ello, se busca la recuperación del íntegro de la memoria, mejorar su desarrollo motor y lograr la independencia de sus actividades cotidianas, así como el que vuelva a escribir para que pueda retornar a su escolaridad y al baile. “Claudia tiene a su favor su edad, pues su sistema nervioso aún no está maduro, lo que facilita su recuperación. Depende de ella”, dijo.

La subdirectora del INR recordó que tras el pedido del padre de la menor, se le realizó una primera visita en su domicilio (29 de abril) dejándole pautas de manejo para la recuperación de la niña, a ser realizadas por las personas a su cargo. “Hoy fue nuestra segunda evaluación y hemos visto una notable mejoría en ella. Esta mucho más despierta, más atenta e incluso hace bromas”, dijo.