Por primera vez usarán Sprinkles para combatir elevados índices de anemia en niños y gestantes

Nota de Prensa

29 de mayo de 2009 - 12:00 a. m.

La anemia es un gran problema de salud pública que el Ministerio de Salud (Minsa) viene afrontando con diversas estrategias para reducir sus elevados índices. En ese marco, en coordinación con el Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social (Mimdes), por primera vez se distribuirán multinutrientes (sprinkles) para el cien por ciento de los menores de tres años de las regiones de Apurímac, Ayacucho y Huancavelica, unos 110 mil niños, que serán beneficiados con esta innovación.

Así lo señaló el Dr. Luis Miguel León, Director de Atención Integral de Salud, quien precisó que la anemia tiene mayores repercusiones en niños de 6 meses hasta los dos años, que es justamente cuando la hemoglobina contribuye a la maduración cerebral. “De manera que el niño anémico va a tener deficiencias que se traducen después en bajo rendimiento intelectual, en el propio crecimiento, entre otros problemas”.

Comentó que según un estudio que hizo el Centro Nacional de Nutrición y Alimentación (CENAN) del Instituto Nacional de Salud, en el 2003, se demostró que los niños requieren consumir 11 mg. de hierro al día, pero están consumiendo menos de la mitad, y además consumen un 77% de hierro de origen vegetal, es decir menestras, que tienen poca absorción. “No están consumiendo el de tipo hemínico, que se encuentra en la sangre, hígado, bazo de las aves u otros animales cuya absorción es mucho mayor que la de origen vegetal”, aseveró.

Detalló que la anemia en el Perú, en el menor de 3 años, está en el 56.8%, es decir, de cada 10 niños menores de 3 años, seis son anémicos. En la zona rural la incidencia es mayor, de 61%. “Y si vemos por niveles de pobreza es mayor en el sector más pobre, pero lo que también se ha evidenciado es que en las poblaciones con buen poder adquisitivo, también hay un 30% de niños anémicos. Por tanto no solamente es un problema de dinero, sino de no saber alimentarse y nutrirse adecuadamente”.

Y si vemos por regiones –prosiguió- en Puno la anemia es de 78.5%, es decir que de cada 10 niños, ocho están con anemia, le sigue el Cusco con 73.1, luego Huancavelica, con 66.9%, Pasco, con 65.5%. Nos llama la atención que existiendo la disponibilidad de un medicamento llamado sulfato ferroso para afrontar este problema, los resultados no sean los esperados.

Gestantes

“En el caso de las mujeres en edad fértil, encontramos que a nivel nacional el 28.6% es anémica y de 31.5 en el área rural (ENDES 2005); esto se acentúa durante la gestación. Encontramos que existe mucho desconocimiento y mitos sobre la alimentación y nutrición. Esto nos replantea el revisar los contenidos curriculares en la enseñanza de las instituciones educativas, queremos enseñanza para la vida, con buenos hábitos protectores para la salud”, recomendó.

Los requerimientos para una gestante son de 25 mg diarios de hierro que debe consumir, pero solo llega a 7.4, razón por la cual terminan siendo anémicas, y por eso el niño ya viene con escasas reservas, y antes de cumplir los 6 meses ya está agotando sus reservas de hierro, cayendo en la anemia. En las gestantes, el 86% de su dieta también es de origen vegetal.

Acciones

Frente a la problemática señalada, el MINSA con las Direcciones Regionales de Salud viene promoviendo prácticas saludables de alimentación infantil, control de crecimiento y desarrollo (CRED); esta actividad articula todas las intervenciones en los niños, prevención y tratamiento de las enfermedades diarreicas agudas y respiratorias agudas, vacunación, desparasitación, suplementación con hierro, vitamina A, así como promoción de la lactancia materna exclusiva y prolongada hasta los dos años. Incluye consejería para lograr cambios en los hábitos para el cuidado del niño y si se detecta problemas de salud para su manejo en el domicilio e identificación de signos de alarma.

Otras acciones son privilegiar el trabajo local, la articulación con las organizaciones de base para que los propios padres de familia y personas afectadas, conozcan cuál es la problemática de sus niños. Además, es prioritaria la articulación de todas las intervenciones sociales que viene desarrollando el Estado en los distritos de mayor pobreza. Así como articulación entre el MINSA, MIMDES, PRONAA y PROGRAMA JUNTOS.

“Debemos resaltar que el Programa JUNTOS, bajo el marco de las condicionalidades para recibir la subvención establecida en lo relacionado a salud, pide que asistan mensualmente a los establecimientos más cercanos a su residencia para que reciban las atenciones que corresponden a la gestante y niños menores de 5 años”, puntualizó el Dr. León.