Buscan constituir asociación de donantes voluntarios y habituales de sangre

Nota de Prensa

31 de mayo de 2009 - 12:00 a. m.

En nuestro país la tasa de mortalidad materna es de 185 por 100,000 partos. De ellos, el 41% es causado por hemorragia debido a que no se cuenta con un suministro de sangre seguro y suficiente.

Por ello, representantes de diversas instituciones públicas y privadas se reunieron para constituir la Asociación de Donantes Altruistas Voluntarios y Habituales, con el objetivo de incrementar el número total de unidades de sangre segura.

El Dr. Nolberto Quezada, coordinador del Programa Nacional de Hemoterapia y Bancos de Sangre (Pronahebas) del Ministerio de Salud, indicó que actualmente el desabastecimiento y la inseguridad transfusional son los principales problemas que aquejan a los bancos de sangre.

El funcionario señaló que por razones éticas y de seguridad los donantes deben ser voluntarios y no remunerados, lo cual depende de la responsabilidad de cada ciudadano o ciudadana. Por lo tanto, es preciso contar con una base sólida de donantes.

Explicó además que la asociación de donantes permitirá actuar de puente o enlace entre los bancos de sangre y los donantes, colaborará en la promoción de la donación voluntaria y mantendrá el espíritu de unión entre los asociados.

Por su parte, la representante del Ministerio de Salud de Chile, Karen Herrera, señaló que uno de los mayores desafíos que plantea la realidad demográfica del envejecimiento de la población es garantizar la nueva generación de donantes de sangre necesaria para mantener un suministro seguro y adecuado. Por consiguiente, es indispensable preparar a la nueva generación a través de una cultura de donación voluntaria habitual.

Otro de los objetivos que busca la constitución de dicha asociación es desaparecer el uso de la actividad hemoterápica como negocio lucrativo y conseguir que el paciente que necesita sangre no la busque, sino que el hospital se la proporcione. Asimismo, lograr al 2011 que la donación voluntaria suba a 20% del 5% que actualmente representa.

Quezada explicó que la donación voluntaria habitual es el primer elemento para garantizar la seguridad transfusional. Mientras que la donación por reposición es peligrosa pues puede inducir al donante a ocultar datos de su salud que pueden comprometer al receptor y además incluye a los donantes remunerados.