El 90% de niños quemados son menores de 5 años

Nota de Prensa

16 de junio de 2009 - 12:00 a. m.

Aproximadamente, siete mil menores, entre niños y adolescentes, son atendidos anualmente en el Instituto Nacional de Salud del Niño (INSN) del Ministerio de Salud (Minsa), por haber sufrido algún tipo de quemadura, reveló el Dr. Andy Wiegering, jefe del Servicio de Cirugía Plástica y Quemados del INSN al precisar que el 90% de las víctimas son menores de cinco años.

Según el especialista, a esta edad los pequeños de casa son inquietos a la vez indefensos, por lo que es necesario que el padre o madre de familia estén vigilantes del menor. Wiegering, señaló que las secuelas que sufren las víctimas de quemaduras son terribles y muchas veces tienen que acudir a rehabilitación de por vida.

Explicó que a diferencia de la piel sana que se estira con el crecimiento, una piel que sufrió quemaduras sufre alteraciones dermatológicas lo cual obliga, en la mayoría de los casos, a intervenirlos aproximadamente cada dos años hasta los 18 años como mínimo.

“El efecto sicológico es devastador pues muchos de ellos quedan desfigurados cuando recién inician su vida y reincorporarse a la sociedad les es difícil”, dijo. Por ello, el especialista pidió a las madres y padres de familia que tengan el mayor cuidado posible con sus hijos.

Recordó que los accidentes de este tipo son causados en su mayoría por velas que han sido dejadas encendidas cerca de materiales inflamables; así como por ollas con agua hirviendo. Por ello, exhortó a los padres a no dejar estas cosas al alcance de los niños y sin supervisión de un adulto. “Estos accidentes se pueden prevenir” dijo.

Tratamiento

El funcionario señaló que estos pacientes requieren de unidades de sangre, cremas, antibióticos de última generación, suturas, entre otros, lo que genera un gasto aproximado de 500 a 600 soles diarios. Asimismo, explicó que las hospitalizaciones son de uno a dos días por porcentaje de quemaduras, es decir, si el paciente tiene 30% de su cuerpo quemado y la gravedad requiere que sea hospitalizado, estará más de 30 días internado.

Recordó que otra de las partes importantes para el tratamiento es la utilización de piel de cerdo para evitar que el cuerpo pierda el balance hídrico electrolítico, es decir, para evitar perder los líquidos del organismo. Indicó que para ello el INSN cuenta con un banco de tejidos.

De otro lado, explicó que el pabellón de quemados necesita aproximadamente alrededor de 6 litros de sangre al día. “Necesitamos donantes voluntarios y continuos pues muchas veces los niños son de provincia y no tienen familiares quienes puedan ayudarlos” señaló.

Finalmente, hizo un llamado para que el público colabore con estos casos en toda campaña que se emprenda. “El hospital realiza campañas de donación de sangre continuamente y es muy importante que colaboremos para contribuir con la salud de todos los menores, no sólo los del pabellón de quemados” puntualizó.