Niños y adultos mayores son los más afectados por influenza estacional

Nota de Prensa

4 de julio de 2009 - 12:00 a. m.

Los niños, así como los adultos mayores son los grupos etáreos de mayor riesgo a padecer de la influenza estacional, enfermedad altamente contagiosa que puede desencadenar en la muerte del paciente por las complicaciones que genera, por lo que es necesario que sean vacunados conyta esta patología.

Así lo manifestó el Dr. Eduardo Verne, presidente del Comité Consultivo de Inmunizaciones del Ministerio de Salud (Minsa) quien dijo que dicha enfermedad se presenta con mayor frecuencia en la temporada de invierno debido a que la población se “encierra” en diversos lugares debido a las bajas temperaturas no existiendo la debida ventilación de los ambientes, lo que incrementa el contagio.

“La influenza estacional es una enfermedad respiratoria que puede ser leve o severa, teniendo como complicaciones la otitis, sinusitis y deshidratación que puede empeorarse debido a las enfermedades crónicas que padece la persona y desencadenar en la neumonía. En Estados Unidos la influenza estacional causa la muerte de entre 36 mil y 40 mil personas cada año, convirtiéndose en un serio problema de salud para los servicios médicos” señaló.

Eduardo Verne dijo que la única vía de prevención es la vacunación contra esta enfermedad, la misma que se desarrolla en los meses de invierno y que en esta oportunidad es ofrecida de manera gratuita por el Ministerio de Salud para todos los niños menores de dos años y los adultos mayores de 60 años en todo el país.

Precisó que dicha inmunización forma parte del esquema regular de vacunación del país, por lo que los beneficiados deberán acercarse al centro de salud más cercano a su vivienda para poder ser protegidos. La vacuna contra la influenza ofrece inmunidad por un año.

Eduardo Verne señaló que esta vacuna no protege contra la influenza pandémica A H1N1.

Quiénes no deben vacunarse

No debe vacunarse aquellas personas que padecen de:

- Alergia seria al huevo de gallina

- Reacción seria previa con vacuna de influenza

- Síndrome de Guillain-Barre (6 semanas) post vacunación

- Enfermedad moderada o grave con fiebre