FMP tiene motivos injustificados para realizar un paro, afirma ministro Ugarte

Nota de Prensa

14 de julio de 2009 - 12:00 a. m.

El Ministerio de Salud (Minsa) mantiene un diálogo constante con los dirigentes de la Federación Médica Peruana (FMP), logrando la solución a muchos de sus exigencias; por lo que un paro médico es injustificado, sobre todo cuando los servicios de salud se encuentran en alerta amarrilla por la Nueva Influenza A H1N1, aseguró el titular del pliego de Salud, Oscar Ugarte Ubilluz.

Durante una entrevista radial, Ugarte Ubilluz señaló que el Minsa instaló una Mesa de Diálogo con el organismo gremial, donde los acuerdos han venido cumpliéndose, estando en ejecución las restantes.

“Se está ejecutando el concurso de directores de los hospitales de Lima y donde ellos (FMP) participan en el Comité del Concurso”, agregó tras indicar que las demandas de las asignaciones extraordinarias por trabajo asistencial (Aetas) han sido resueltas desde octubre.

En respuesta a lo afirmado por los dirigentes de la FMP, de que el paro había sido planificado hace meses, el ministro de Salud señaló que todo dirigente sindical tiene la capacidad de adecuar las medidas de protesta a las necesidades del país, teniendo en cuenta que los establecimientos de salud se encuentran en alerta amarrilla por la Nueva Influenza A H1N1.

“Invoco a los dirigentes de la FMP a no realizar el paro mañana”, precisó tras señalar que la medida de fuerza no será acatada por la mayoría de médicos, y sería considerada como un fracaso.

El titular del pliego de Salud calificó asimismo de absurdo el pedido de derogatoria de la Ley de Aseguramiento Universal de Salud, al considerar que constituye una norma que garantiza la salud de la población.

Con respecto a la exigencia de la homogenización de las remuneraciones de EsSalud con el Minsa, Ugarte Ubilluz informó que el tema ha sido discutido con la FMP, a quienes se les ha explicado que no es factible actualmente por la solvencia económica del Sector, y que además no se tiene un marco legal que la avale.

Finalmente, explicó que durante la alerta marrilla los establecimientos deben contar con recursos humanos listos para atender a la población, asegurando su bienestar y vida.

Influenza AH1N1

De otro lado, el ministro de Salud, señaló que el país enfrenta la fase de trasmisión comunitaria por lo que corresponde otro tipo de medidas, como otorgar tratamiento a los casos sospechosos previa evaluación del médico y sin necesidad de los resultados de la prueba de descarte.

Agregó que debe exigirse una mayor atención en grupos poblacionales de riesgo, como los menores de 5 años, mayores de 60 años, y las personas que padezcan de enfermedades crónicas o subyacentes, como hipertensión, obesidad, cardiopatías, entre otras.

Sobre las medidas en colegios, destacó que el 75% de casos confirmados son niños y adolescentes, por lo que el adelanto de vacaciones escolares es una medida que contribuirá a evitar la diseminación del nuevo virus, teniendo en cuenta que ellos tienen mucha movilidad social y familiar.

Del mismo modo, estas recomendaciones y las provistas por la OMS, que son la utilización de pañuelos desechables, así como el lavado continuo de manos, deben ser acatadas por las Universidades.

“Aquí hay un tema de autoridad sanitaria que la ejerce el Ministerio de Salud, donde se determina que ante situaciones que compromete la salud pública hay que tomar medidas de prevención y estas deben acatarse” aseveró.

Con respecto a las pruebas de descarte, puso énfasis en que el Instituto Nacional de Salud (INS), Laboratorio de la Marina de Estados Unidos, y como única institución privada, Universidad de Ciencias Aplicadas, son las únicas entidades con la autorización del Minsa para las pruebas.

“Sin embargo, de existir algún laboratorio privado que se considere listo para otorgar pruebas que cumplan con las medidas dispuestas por la OMS, pueden acercarse al Minsa donde se les otorgará la autorización”, dijo Ugarte Ubilluz.

Finalmente, señaló que las pruebas rápidas de inmunofluorescencia, que viene ofertando diversos laboratorios para descartar el nuevo virus, tienen un margen de error muy alto.